Dic 01 2011

Sí. No soy perfecto, ¿y?

(Ante vosotr=s, una nueva colaboración para el suplemento INN de Noticias de Gipuzkoa)

Una de las cosas que más me está llamando la atención en estos tiempos es que la expresión “estar en fase beta” está siendo muy utilizada. Curioso. Porque hemos crecido con la idea de que las acciones, las cosas, “hay que acabarlas”. Y además en perfecto estado de revista. Cero defectos, cero fallos, todo perfecto. Pues va a ser que no.

Lo cierto es que no sé muy bien de dónde ha venido esta nueva frase, supongo que de todas estas nuevas acciones de/en internet, pero la realidad es que “estar en beta” supone que estás en acción, en movimiento, estás presente … aun a sabiendas que no es perfecto, que puede haber errores, que tiene defectos.

Culturalmente supone todo un reto aceptar esto. ¡Cómo que tiene errores!… puede haberlos, tal vez… pero lo importante en todo ello es que la presencia y la acción en un mundo realmente veloz se pone en primer plano y hay que ser conscientes de ello. No pasa nada si falta algo. Subsanarlo parece que forma parte de las próximas decisiones y de las próximas acciones.

La obsolescencia además también ha aparecido como esa fase del desarrollo de los productos/servicios que hacen que estemos en permanente tensión ante las novedades. Lo “nuevo” ése gran aliado de las marcas y de los productos. ¿Eres nuevo? Mereces la atención. ¿Vas a “mejorarlo”? Aún más.

Lo que nos provoca todo esto es a llevar a la “máxima expresión” dos facetas a mi modo de ver esenciales en el futuro de las decisiones de nuestras organizaciones:

  • Mejora continua y permanente: según terminamos de decidir cómo ha de ser un producto/servicio y lo lanzamos al mercado, ya hay alguien que ha de pensar de inmediato en cómo mejoraríamos esto que está en plena fase de lanzamiento. La famosa dicotomía entre “explotar” y “explorar”, llevada al límite. Alguien trata de ser eficaz y eficiente. Otros piensan en todo momento descubrir nuevos campos.
  • Usuario como constructor de la mejora: ¿dónde radica quizá este nuevo descubrimiento, este nuevo desarrollo? Pues claro. En el usuario. En esa persona, en ese grupo de personas, que tras usar el producto/servicio en sus primeros balbuceos, propone nuevas utilidades, nuevas experiencias que llegan (si se tiene muy claramente establecido el sistema de escucha y de diálogo) a la organización y trata de implementarlas en una nueva acción de mejora.

No cabe duda que estamos en un momento donde el modelo de nuestros negocios es hoy (y será) bastante diferente a lo que estamos acostumbrados hasta ahora. Pero vivir y ser plenamente conscientes de que podemos trabajar en “lo im-perfecto” y en una fase “beta”, ayuda mucho a convertirnos en inquietos. Y esto de cara al futuro, creo, es una muy buena noticia.

_______________________________________________________

P.D.: Puedes descargarte el interesante PDF completo del Suplemento INN de Noticias de Gipuzkoa aquí

_______________________________________________________

La foto es de Flickr, de ‘J’

5 responses so far

5 Responses to “Sí. No soy perfecto, ¿y?”

  1. Unaion 02 Dic 2011 at 12:16 pm

    Amén, hermano 😉
    Interesante, ameno y muy cierto lo que comentas, Juanjo.

  2. copylotoon 03 Dic 2011 at 10:22 am

    Estoy en fase beta. Buen post¡

  3. Gabriel Renomgon 03 Dic 2011 at 11:28 am

    Me gusta la conexión que haces entre “Vivir en estado Beta” y “Mejora continua”.
    Da que pensar.

    Saludos,

  4. Jon S.on 08 Dic 2011 at 7:00 pm

    Plas, plas, plas.
    Hacía alguna semana que no me pasaba por aquí, Juanjo. Como siempre, tras una buena reflexión, queda el segundo paso: llevarla a cabo. Te animas? 😉 Pronto nos vemos, no?

    Abrazo,

  5. Juanjo Brizuelaon 15 Dic 2011 at 7:43 am

    @Gabriel: de eso se trata, creo. De saber que siempre estamos en un punto de imperfección y de que en el proceso está la verdadera evolución

    @Jon: Siempre estoy animado, así que claro que me animo.

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply