sep 10 2013

Empecemos de nuevo

Si nos tuviéramos que quedar con un gesto tras la decisión del COI de elegir a Tokyo como la próxima sede de los Juegos Olímpicos 2020 fue la cara de sorpresa de much=s niñ=s, en especial cuando escucharon que Madrid quedaba eliminada en la primera votación. Mis hijos me preguntaron ¿…y por qué no han elegido a Madrid…? He necesitado varios días para agrupar una serie de ideas aunque la respuesta inmediata fue tópica:

… en deporte, a veces se gana y a veces se pierde. Seguramente piensen que había una opción mejor que Madrid y por eso se han decidido por Tokyo…

Es verdad que mi apuesta expresa era Tokyo. Seguramente de las 3 opciones, era la menos mala, como traté de explicar. Por cuestiones geopolíticas, por inversión económica, por el auge de los países asiáticos y seguramente por algunas razones más desconocidas. Las personas cuando estamos ante el ejercicio de votar simplemente hacemos eso: votar. Y no damos explicaciones post-voto porque posiblemente no tenga sentido decir el por qué, ya que para votar, previamente se han explorado todas las variables, se han informado, han contrastado, etc. Lo que sí que me llama la atención es que nos sorprendamos del batacazo de Madrid, porque nadie, nadie (salvo algunas casas de apuestas) pensaba-mos que fuera eliminada en la primera votación.

Lo cierto es que hay todo un arsenal de post-comentarios, artículos de opinión, que valoran esta derrota. Lo que más me interesa ahora es tratar de darle una vuelta a todo ello y descubrir nuevas lecciones que hayamos aprendido (yo, al menos sí) en estos días. Merece la pena hacer un humilde ejercicio de tenerlas claras, para no caer en errores, o al menos mitigarlos:

  • “Action speaks louder than words”: Es una frase que he utilizado por aquí en numerosas ocasiones. La leí en un documento de Zeus Jones y llegó dentro, muy dentro. Haz cosas, deja de prometer porque los mensajes desaparecen pero las acciones no. Las acciones son siempre consecuencia de un objetivo, hay intencionalidad, recorre un camino que, unido a un mensaje coherente, da sentido total. Dos duras preguntas sobre los casos de dopaje, en este caso, en los que la respuesta sigue siendo una promesa (words) pero en cambio las acciones realizadas desde entonces han sido mínimas, lentas y llenas de sospecha. Seguramente sigamos pensando en eso de construir mensajes coherentes en nuestras organizaciones pero lo que cala de verdad, lo que compromete y lo que demuestra tu intención es lo que hagas (o no-hagas).
  • Aprender a decir NO: En estrategia más que decidir qué camino seguir, lo realmente importante es saber a qué eres capaz de renunciar. Roma llevaba tiempo trabajando en presentarse de nuevo a unos Juegos Olímpicos pero la cordura de sus dirigentes, declinaron hacerlo por no ser “capaces de asumir el compromiso de ofrecer garantía financiera, necesaria para organizar los Juegos Olímpicos”, según su primer ministro, Mario Monti. Independientemente del acierto o no, parece que con esta decisión, seguramente muy dura para mucha gente, radicó el éxito de su posible nuevo reto: recuperar el país y (quizá) apuntalar mejor una mejor candidatura para futuras ocasiones (¿2024?). Si miramos hacia nuestros propios actos personales y profesionales, seguramente miremos con mejores ojos aquellas decisiones que fueron en esta línea, en renunciar a algo, que no a aceptar cualquier ofrecimiento que llegara. No es fácil predecir el éxito pero sí que es fácil comprender las consecuencias de una decisión aceptada sin revisar todas las condiciones. Decía P.Drucker “… la planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras sino en el futuro de las decisiones presentes…” Más claro, imposible.
  • Dimensionar correctamente: la clave del éxito en muchas ocasiones radica en situar lo más cerca posible las expectativas generadas con las acciones a poner en marcha. Muchos proyectos se destrozan porque se han generado tales expectativas a las que es imposible llegar dadas las circunstancias reales. O bien consumidores-ciudadan=s-país-organizaciones tienen otras necesidades en ese momento, o bien la visión está demasiado alejada. Los objetivos tienen éxito en la medida que son SMART: eSpecíficos, Medibles, Acordados, Realistas, acotados en el Tiempo. En la actualidad, la mirada del país y la mirada de mucha gente estaba en otras prioridades, más específicas y realistas, más actuales. De ahí que la distancia entre el propio proyecto olímpico de Madrid y el apoyo obtenido era grande, a pesar de lo que se dijera para mitigar, seguramente, el amplio apoyo social de otras candidaturas.
  • Son relaciones, no contactos: así se titulaba un anterior post donde quería expresar que más allá de un mero número, debemos construir relaciones constantemente, profundizar en las necesidades, expectativas y experiencias del “otro”, para responder a ello. No dudo del trabajo de relaciones institucionales realizado, seguramente muchos kilómetros recorridos, muchas reuniones explicando el proyecto, muchas llamadas, mucho pasillo. Pero un contacto puede aceptar una propuesta, pero una relación se compromete, y mucho más allá que un simple voto. Un/a amigo/a está siempre, en especial cuando más se necesita. Si todo va bien, no hace acto de presencia. Pero si las cosas no van bien, es el/la primero/a en aparecer. Construir relaciones requiere transparencia, confianza, empatía. Requiere escuchar para aprender, cambiar y mejorar. Que la diferencia entre la elección de Copenhague en 2009 y Buenos Aires en 2013, sea de 6 votos menos, dice mucho del tipo de gestión realizada. Y pudo ser peor.
  • Una marca es un TODO: no me cansaré de repetir y repetir hasta la saciedad, que cuando hablamos de branding no hablamos de logos. Nadie duda de que sean importantes. Tampoco hablamos de una simple historia bien contada. Creo que es momento de dejar de hablar de storytelling para hablar de storydoing. Una marca son experiencias reales, propias y/o contadas. Pero sobre todo es una relación que se crea entre una propuesta de valor y unas expectativas determinadas. Esta percepción se construye o se va minimizando con el paso del tiempo. El contexto no era el ideal para Madrid, pero la sensación es que poco se hizo para o bien modificar (y explicar mejor) la propuesta de valor o bien modificar esas expectativas. Madrid no es una buena marca hoy. Le falta credibilidad. Por mucho que nos empeñemos en disfrazarlo de unos buenos videos, una buena presencia física. Si detrás de una “emoción” no hay un buen “producto”, poco se puede hacer.

  • Ciudades “sociales”, no infraestructuras: las ciudades existen porque hay gente en ellas. Existen pueblos abandonados y derruidos, donde no hay personas. Y como no hay personas, no hay pueblo. Así que a pesar de que en este caso, al COI le guste inaugurar y estrenar edificios nuevos, lo importante es la gente que está y estará detrás de esas infraestructuras. ¿Qué legado dejan las infraestructuras? ¿Hay seguridad de que habrá actividad después de unas Olimpiadas? Si fuera parte del equipo de branding de los Juegos Olímpicos, a mí personalmente esto me preocuparía mucho. Creo que efectivamente la infraestructura dota de identidad a una ciudad pero sobre todo a la actividad que se generará en ella, posteriormente. Si haces un puente precioso, pero no pasa ni una persona por él, no sirve. Creo que el design thinking ayuda mucho en estas definiciones de ciudad. Deberíamos probarlo.
  • Credibilidad y consistencia frente a repetición y ambigüedad: Aléjemonos de aquel “una mentira contada 1.000 veces se convierte en verdad”. En muchas ocasiones se peca de excesiva ilusión en los mensajes que en nada se parecen a la realidad vivida. Y lo que es peor, no ser claro, no dar un paso al frente ante cualquier duda. Tokyo fue ejemplar en este sentido. Su primera frase de la presentación hizo referencia a la tragedia de Fukushima. Y el propio primer ministro japonés salió al frente en la respuesta a las preguntas de los delegados del COI.

Obvio hablar de nuestra presentación, que me pareció emocionante pero le faltaba lo más importante, una mejor gestión de la realidad, un futuro hacia el olimpismo más expreso; paso por alto las anécdotas del inglés de nuestros representantes, ni siquiera de los vacíos discursos políticos, vacíos de contenido, fuera de contexto, ni me voy a detener en la absurdas rabietas post-decisión dignas de unas perdedores en potencia y sin el más mínimo sentido de autocrítica. Me quedo también con la lección aprendida precisamente de dos deportistas: el Príncipe Felipe y Pau Gasol. Que aceptan la derrota, dan todo lo que tienen en SU momento y sólo piden mirar para delante. Sólo espero que si el deporte es esencial para un país, lo siga siendo a pesar de no tener que usar unas cuantas toneladas de ladrillo y cemento. Sólo espero que aprendamos de esto para cualquier aspecto de nuestra vida. Que bastante camino queda por recorrer aún y eso sólo se podrá hacer si hacemos las cosas de otra manera. ¿Regeneración? Posiblemente.

_______________________________________________________

La foto es de Flickr, de maduixaaaaa

15 responses so far

sep 30 2009

Pum, pum… pum, pum…

Llega el momento de la decisión final. Como en nuestras épocas de estudiantes ante el final de curso o como el preludio del final de una película, estamos ante el instante final de quién albergará los próximos Juegos Olímpicos del 2016.

De alguna forma los deberes están casi hechos:

  • construir un proyecto
  • socializarlo
  • lograr apoyos público – privados
  • test-earlos

Todo desde el punto de vista funcional está en marcha y también desde el ámbito más emocional, con las visitas a cada sede, la comunicación, etc… Sólo falta que pasen las horas para conocer la ciudad.

Llega el momento del examen final, la vista oral, el momento de la compra, de la “difícil” compra. “Dificil” porque se compra sobre todo un producto a medio plazo, ni más ni menos que a 6 años vista, se va a decidir más una visión que una realidad, comprar “de-quién-te-fias-más”. Si miramos atrás es como si en el 2003 hubiéramos comprado una crisis sin precedentes, sectores y países emergentes, las “redes sociales”… vamos, inimaginable.

¿Cómo preparar esta presentación? Aproximadamente 30 minutos de exposición ante el Comité del COI, que YA conocen nuestro proyecto, que YA conocen el resto, que YA han pasado por cada ciudad, que YA saben qué sorpresas les van a deparar, que YA…conocen prácticamente todo. ¿Estará la decisión tomada de antemano? ¿Queda margen de maniobra? ¿Queda algún recoveco por descubrir que logre impactar y emocionar a dicho comité para inclinar su decisión? Me gusta que hayan acudido a una agencia para preparar esta presentación. Y que ésta sea además Sra.Rushmore, que ya ha trabajado con el COI, me parece muy acertado. Veremos su trabajo (esperemos que mantengan el nivelazo que tienen…).

Se me ocurren algunas ideas en torno a las presentaciones (dudo que Mercedes Coughen me lea, pero lo intento) ya que en mi trabajo diario es algo habitual y es un momento “tenso”, pero a la vez “estimulante”:

  • Tiempo: estará medido hasta el límite, pero entendida la presentación como un pequeño relato de 30 minutos, da el margen suficiente para realizar algo sorprendente y que llegue al corazón
  • Conciso: no hace falta repetir todo. Pero sí los grandes puntos fuertes de MI PROYECTO. No es el momento de jugar con los puntos débiles de los demás. Son 4 ideas, nada más.
  • Creíble: Quien diga estas ideas y cómo las diga, sin papeles, que “salga-de-dentro” logrará atrapar al público.
  • Emoción: Lo importante no es qué tenemos ni qué vamos a tener. Porque TODAS las candidaturas de alguna forma lo tendrán. Lo importante es HACER VER el beneficio de una ciudad y de una forma de hacer frente a otro. Y eso no lo da lo tangible. Lo da el intangible. La emoción.
  • Plantear escenarios: qué pasaría si… qué ocurrirá si… qué sucederá si… hay que tratar visualizar ese beneficio y cerrar con la parte emocional.

Tengo muchas ganas de que llegue el VIERNES, porque desde el punto de vista de la comunicación, del branding, es un acto tremendamente enriquecedor. Pero esta edición, como dicen algunos, se juega en Champions:

Obama vs. Lula vs. Hatoyama vs. Rey Juan Carlos. Primeros espadas. Obama con el “Yes, We Can”; Lula, con el papel emergente de Brasil y todo el colorido (mi favorito); Hatoyama, con la demostración del apoyo del país y el Rey, por ser ex-participante olímpico y su imagen mundial.

Mi pronóstico:

1º BRASIL

2º MADRID

3º CHICAGO

4º TOKYO

Me gustaría que ganase Madrid (podríamos ver los juegos a apenas 2’30 horas, si está el AVE finalizado, claro). Pero en esta decisión hay demasiados criterios ex-proyecto, que lo hace muy difícil. Late el corazón. Muy deprisa. ¡¡Suerte!!

4 responses so far

sep 05 2009

Cree en lo que haces

shutterstock_36296869

A falta de casi un mes para la decisión final sobre quien albergará los Juegos Olímpicos del 2016, el COI ha hecho su valoración previa a este acto. Y el tema está al menos “complicado”. Ninguna de las 4 sedes, Tokyo, Rio, Chicago y Madrid, parece que parte con ventaja sobre las demás y sí, en cambio, hay más puntos negros en cada candidatura, lo que hace que prever cuál es la favorita se antoja difícil.

Es como realizar un pretest de producto a una serie elegida de consumidores para que lo vean, lo prueben, lo toqueteen, lo manoseen, vamos… que jueguen con él un rato, que experimenten con todos los puntos de contacto de esa marca y, como ocurre en muchos casos en el mundo de la investigación, haya más lagunas que beneficios. Es lo que tiene el consumidor. De entrada, siempre le da más miedo probar cosas y por eso mantiene una actitud defensiva. Y eso, que en el caso de las presentaciones de cada una de las candidaturas, a los miembros “redactores” del informe, se les agasajó de una forma ciertamente escandalosa “curiosa”.

Si la estrategia del COI es querer mantener la incertidumbre hasta el último momento, cual programa de televisión, que para darte una exclusiva lo deja para el final, mete un break de publicidad, etc… lo ha logrado. Sin duda. Todo son especulaciones. Todo es publicity. Reacciones. Comentarios. Prisas. Achaques de uno a otro (aaayyy, la condición humana…).

Lo que también es verdad es que es ahora cuando se duda de tu producto y ése no es el camino correcto. Si crees en tu producto, sigue con él. Ten en cuenta los comentarios vertidos sobre él, muchos de ellos son aspectos que se pueden mejorar (y más a casi 7 años vista), pero sobre todo, cree en tu propia marca. En lo que representa. En cada uno de los vértices y aspectos de su gestión diaria y manten la coherencia y consistencia de la propuesta. La investigación te ayuda a reducir riesgos, y es difícil que pueda descubrir una nueva conducta en el consumidor sobre el futuro, porque ni él lo sabe, le da miedo la innovación y son muy pocos los que ven la tendencia. Pero sobre todo, reitero, cree en tu producto. Cree en tu marca.

Y ahora mismo, quien más fé tiene en sí mismo es la gente de Rio2016. El resto, duda. Duda mucho. Al resto le faltan puntos importantes. Pero eso no es problema. El problema es CREER.

No responses yet

feb 19 2009

Hora de “copas”

Published by under basket

Llevaba mucho tiempo sin escribir de basket…mucho branding, mucha ciudad, la dichosa crisis… pero de mi divertimento poco.

Este jueves comienza una nueva edición de la Copa del Rey de basket. Seguramente el MEJOR evento de baloncesto que se pueda ver en estos momentos en toda Europa. Sí, sí. En toda Europa. Por muchas razones: emoción, público, actividades paralelas, scout internacional y NBA, intensidad, sorpresas e incluso calidad de juego. Personalmente me parece que es de un gran interés: llega en el momento de forma justo para los equipos y los jugadores, tanto en el plano físico y también mental. Los equipos ya están rodados, con todos los automatismos trabajados y tácticamente empiezan a ser ricos, porque se llevan jugados bastantes partidos y el cuidado por los detalles del juego pueden hacer decantarse el resultado para un lado u otro. Y además, siempre aparece el factor sorpresa y juega un papel muy destacado y eso, quieras o no, ayuda al espectáculo.

Es dífícil pronosticar su resultado, por lo que he comentado. Parece que el TAU Baskonia es el equipo que llega en mejor forma (16 partidos ACB seguidos ganados) y eso que el pasado sábado fui testigo de cómo se puede perder un partido si no se toman las decisiones adecuadas, además del acierto final del Madrid. El rival del TAU, el Pamesa Valencia, llega tras una crisis emocional que parece que la lleva consigo en los últimos años. Spahija le puede dar coherencia al equipo pero Valencia no es una plaza de garantías, demasiadas prisas, demasiado descontrol, poco criterio. El Real Madrid está un tanto por debajo del TAU (a pesar del sábado) pero la victoria del sábado y del jueves anterior ante Maccabi y el “hambre” del equipo junto a su moral le hace ser un rival muy duro. Pero tiene un cuadro muy complicado: primero, el Regal Barcelona que lleva tiempo jugando muy sólido, está muy equilibrado en su juego, tiene a Navarro …y después TAU… y luego …

El otro lado del cuadro, donde todas las miradas se fijan en el “factor Aíto”: Unicaja Málaga primero, porque es un rival temible por su calidad y el DKV Joventut por la herencia dejada y aunque hayan perdido sus dos piezas más importantes (Aíto y Rudy) están haciendo una temporada espectacular, a pesar de las lesiones y las bajas de algunos jugadores. Y Unicaja porque entre la amplia rotación de jugadores, la intensidad del equipo y precisamente el “factor Aíto”, lo hacen especialmente temible -y vulnerable-. Quedan dos equipos que ejercen el papel de “acompañantes” a priori: Kalise Gran Canaria y MMT Estudiantes. Gran Canaria lleva una temporada excelente (salvo en la competición europea, Eurocup, de la que fue eliminado) y si la suerte y el acierto le aparecen será muy difícil batirles. Y el Estudiantes, que aunque su temporada hasta ahora no es buena, llevará tiempo preparando esa cita y “no tiene nada que perder, nada”.

¡ Qué maravillosos 4 días nos esperan !. Por encima de otras consideraciones, llega el momento de disfrutar de la auténtica emoción del basket y de la Copa del Rey. Es una lástima no poder “vivirla” en directo (dos niños pequeños con los que estar el fin de semana, una mujer a la que no le gusta apasiona el basket y el sábado una clase en un master en Bilbao, me lo impide). Y eso que Madrid (creo) no es la mejor ciudad para disfrutar del “ambiente” que rodea la Copa, cosa que cuando se ha disputado en otras ciudades (Vitoria, Málaga…) no ha ocurrido… toda la ciudad “respiraba” ba-lon-ces-to. Pero Madrid tiene que demostrar que es capaz de organizar y movilizar a la gente. No olvidemos que a medio plazo está la designación de las olimpiadas 2016, y esto también suma. Así que disfrutaremos por la TV, por radio, por internet. Espero que el “gusanillo” ése que tengo en el cuerpo no aparezca. ¡¡¡ Bas-ko-nia !!!

No responses yet