Abr 12 2013

De la insatisfacción al cambio

“Crear clientes desinformados que tomen decisiones irracionales” (Noam Chomsky)

Así, sin anestesia ni nada. La frase se las trae. Recomiendo ver y escuchar detenidamente este video al que llegué gracias a Ondineta. Much=s de l=s que hemos estudiado publicidad o bien periodismo, hemos leído algo sobre Noam Chomsky, seguramente una de las referencias intelectuales de la actualidad y desde hace muchos años. Frase durísima enmarcada dentro de las estrategias de las campañas políticas de EEUU y de Obama, en particular, pero que se puede extrapolar inmediatamente al mundo de las marcas, del marketing y de l=s consumidores – usuari=s de hoy.

Frente a esta frase, pongo otra que aparece en el libro de Ramón Ollé y David Riu, el cual ya hemos citado por aquí en alguna ocasión, y que me parece una de las grandes ideas para el mundo del branding en la actualidad:

Ambas ideas puestas juntas encima de la mesa resultan cuando menos curiosas. De un lado, una visión desde la realidad pero muy negativa de las estrategias que se plantean desde el mundo del marketing y por otro lado una visión más optimista y mucho más pedagógica del mundo del branding.

Lo cierto es que tenemos dos contextos diferentes: el mundo del consumo frente al mundo de la política: l=s consumidores y l=s ciudadan=s. Personalmente me siento “dolido” al escuchar y leer (no es la primera vez) eso de que “son cosas del marketing“, y en especial, que el mundo de la política real es el mundo del gesto y de la pose. Y no puedo negar que en muchas ocasiones, así lo es. Pero siento alrededor mucho tono negativo, cierto desprecio pero es verdad que en muchas ocasiones se han tratado a las personas como “tontas”. Y no debiera ser así.

Me consta que muchas organizaciones trabajan cada día en tener una relación más estrecha con su consumidor/a. En dar información valiosa y relevante. En darle sentido a un contexto en la vida de esa persona. En pensar en cómo y de qué manera se puede hacer la vida un poco mejor y más satisfactoria. Pero por lo que parece nos quedamos con la parte “mala” de la película. “Generas altas y exageradas expectativas y después las incumples” dice en un nuevo momento Chomsky. No le falta razón pero…

Sí, la crítica es feroz pero real (aun sin conocer exactamente qué ocurre en EEUU pero no hay más que ver lo que ocurre aquí). Por eso creo que ya no todo vale y quiero pensar que hay caminos por recorrer. En el mundo de la política el desencanto es tan bestial que o se cambia y se le da poder real a l=s ciudadan=s o el chiringuito se cae. Se habla del “open government“, espero que sea real y se siga apostando por ello de forma cada vez más evidente. En el mundo de las marcas la evolución pasa tanto por esa acción diaria pero creo en especial por mirar a los mercados no como meros compradores-consumidores sino como personas, de una forma más humanista. Que las marcas se comporten más como personas que no como entes organizativos con ánimo de lucro.

No sé si soy idealista pero apuesto por ello: por las dudas, por la transparencia, por la comunidad, por la participación, por la coherencia y por el compromiso. Hablé de “branding social” como esa actitud positiva y esas acciones en las que las marcas han de devolver a la sociedad lo que ésta les da. Espero que sea el camino. Está todo el desarrollo del branding abierto, como una filosofía de gestión más global. Chomsky ha puesto el dedo en la llaga. Pero quiero aprender de esa llaga para hacerlo mejor.

4 responses so far

4 Responses to “De la insatisfacción al cambio”

  1. Gorka Corres Zamacolaon 12 Abr 2013 at 10:18 am

    Juanjo:

    Me subo al carro de los idealistas.

    La pregunta es si estamos dispuestos a cambiar; ojalá.

    ¡Saludos!

    Gorka

  2. Asieron 12 Abr 2013 at 1:27 pm

    Como diría Chiquito: Jarl!
    Casualidad, hemos coincidido en tema con un día de diferencia, y precisamente estaba escribiendo otro sobre la importancia de “educar” a los consumidores en la categoría para enseñarles a comprar y dar valor a ésta. Pero claro, la calidad de tus escritos hace que los míos parezcan de primero de carrera 😛

    Creo que para muchas marcas ser socialmente responsables y abiertas es un oxímoron. Se me ocurre el caso de Bankia, por ejemplo, una marca que trata de limpiar su cara pero que ya está demasiado quemada. Debería tratar de demostrar a través de acciones antes de volver a presentarse en sociedad con grandes palabras. O más bien, a estas alturas, mejor un derribo controlado y construir una marca completamente nueva.

  3. Juanjo Brizuelaon 15 Abr 2013 at 9:23 am

    @Gorka: la disposición a cambiar es de uno mismo… y creo que es posible. Simplemente es “ir cambiando”… día tras día… 😉 Ánimo

  4. Juanjo Brizuelaon 15 Abr 2013 at 9:27 am

    @Asier: al final, voy a tener que invitarte a comer un día después de las “flores”… jajajaja… que por cierto, tenga bastantes ganas de charlar.
    Tengo esa ligera sensación de que hay marcas que siguen viendo que gestionar la marca es simplemente gestionar su comunicación, siguiendo modas de terminologías, términos y otras cosas. Cuando siendo importnate, no lo es todo.
    Lo que sí que creo es que las marcas no han de ser como eran principalmente porque las personas somos diferentes y hoy se está actuando de otras formas. La sociedad civil va tomando más protagonismo y ahí hay que responder… desde la seriedad, rigor pero sobre todo COMPROMISO. Y ahí, fallan muchas. Por ejemplo, como dices, BANKIA. En fin. Un poco de pena ya da.
    Abrazote

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply