Oct 31 2013

Hoy es el primer día de tu nueva vida

De la misma forma que cuando apruebas el examen práctico y te dan el carnet de conducir no quiere decir que sepas realmente a conducir, cuando haces un curso de formación en un tema especializado, no quiere decir que tu vida profesional cambie radicalmente desde ese momento. No es tan fácil. No obstante, es un paso, un gran paso para afrontar los nuevos retos que nos depara el futuro presente. Esto fue lo que se nos propuso Izaskun Merodio (eskerrik asko Izas) desde Inguralde, Centro para la promoción, formación y empleo perteneciente al Ayuntamiento de Barakaldo, con el encuentro de cierre del Plan de Empleo Sarelan, bajo el título “Construye tu red profesional para el Empleo“. En él, junto a las 84 personas que han participado en los diferentes programas formativos durante estos últimos meses, participamos Silvia Muriel y el que suscribe, para relatar la experiencia personal – profesional de cada un= de nosotr=s en este contexto, el de iniciar una nueva etapa profesional. Como el propio folleto del evento aclara, se trata de comprender que…:

El mercado laboral actual aconseja nuevas formas de enfrentar la búsqueda de empleo y la calidad del mismo. El desarrollo profesional, la estabilidad laboral y la calidad del empleo en el futuro parecen estar vinculados a la capacidad personal para desarrollar roles diversos como profesional por cuenta ajena, freelance, colaborando en proyectos grupales o iniciando una actividad empresarial. En cualquiera de estas situaciones, resulta aconsejable la construcción de redes profesionales que permitan el desarrollo de proyectos colaborativos, que faciliten el flujo de información sobre el mercado y que complementen las competencias técnicas personales en redes multidisciplinares.

El caso es que ha sido para mí un ejercicio interesante de auto-reflexión para compartir mi propia experiencia en este ámbito y mis reflexiones y ánimos para quienes empiezan un nuevo capítulo en su vida. Porque así le he llamado a la charla “Hoy es el primer día de mi nueva vida”. Y me he puesto en el contexto de hace casi ya 4 años (¡cómo pasa el tiempo!) cuando comenzaba una nueva etapa en mi vida, el capítulo 4 de la misma, que he titulado “En busca de Juanjo Brizuela”. Un nuevo ciclo personal y profesional que sabía cómo empezaba y no sabía siquiera dónde iba a llegar. Comenzaba una etapa en “solitario”, tratando de reencontrar a esa persona que quería disfrutar del por qué de la publicidad y sobre todo el por qué de las marcas, y que quería sobre todo profundizar y centrarse en una única visión: situar a la marca en el epicentro de las organizacionesy cómo se pueden tomar decisiones en las organizaciones desde la marca. ¿Cómo? Dando pasos. Uno tras otro. Vértigo mucho, pero también ser fiel a esa idea. Han sido 4 las grandes ideas que he transmitido:

  1. “Saber cuál es tu valor añadido”: Reconocer, identificar, descubrir, preguntarte qué es lo que pretendes aportar con tu conocimiento, tus capacidades y tus habilidades. Sí, es un ejercicio durísimo el de autoconocerte, o como perfectamente explicó Silvia Muriel, reconocer tanto tu Autoconcepto como tu Autoestima. Este ejercicio es básico. Quizá reconocer qué sabes hacer bien, qué puede llegar a tener sentido para otr= es algo que deberíamos realizar en una nueva etapa que se inicia pero sobre todo recomendable hacerlo cada cierto tiempo, para no perder perspectiva o para recorrer un nuevo camino que permite sentirnos mejores consigo mismo. Y en este ejercicio no vale sólo el QUÉ sino en especial el CÓMO. Aquí, puedo decir personalmente que el concepto de la artesanía que tanto hemos hablado aquí, me ha abierto una perspectiva esencial en mi vida profesional y personal.
  2. “No estás sólo, rodéate, acompáñate, RELACIÓNATE”: aun cuando da vértigo “lanzarte” al mundo laboral de manera solitaria, lo cierto es que somos en la medida que compartimos y colaboramos. Reconozco que hay momentos de “soledad” duros, en los que no tienes a tu lado a alguien a quien puedas decirle “¿qué te parece esto que estoy haciendo?” pero en cambio, hoy, es posible poder conectar con personas que generosamente te ceden parte de su tiempo para escucharte, comentarte, simplemente charlar para volver a situarte en un espacio real. Recordaba que una de las primeras cosas que hice cuando comenzó mi personal “capítulo 4” fue realizar un mapa mental con aquellas personas (sí, personas) con las que quería tener relación y sobre las que quería contar…y si fuera posible que pudieran contar conmigo. Fue un ejercicio interesante sobre todo por reconocer aquellos campos en los que “no aportas valor” y en los que es mejor ir “junto a” que no “solito por el mundo”. Ese ejercicio lo repito periódicamente, sumo, reviso… como en un equipo de baloncesto, lo importante es tener el equilibrio suficiente, no hace falta tener a los mejores sino rodearte de aquella gente que realmente aporta al común, donde está clara la sintonía y la empatía, o como dijo en su momento Alberto Barbero, “conectar la wifi emocional”.
  3. “Dices lo que eres, eres lo que haces”: en un mundo lleno de ruido, donde bien es cierto que la tecnología socializada nos ayuda a “contar” nuestra experiencia, no basta sólo con decir y contar nuestras ideas y reflexiones (como este blog) sino sobre todo lo importante es “hacer” eso que dices. Hoy es importante aportar valor a las organizaciones más que decir que hay que aportar valor. Si dices que eres innovador, innova. Si dices que haces branding, ayuda a tomar decisiones desde la marca. Es el ying y el yang, son dos caras de las misma manera. De una etapa de mensajes pasamos directamente a una etapa de experiencias. Lo decía Woody Allen: “Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas”Vaya reto tenemos por delante desde la comunicación porque esto cambia el paradigma… y vaya si lo cambia. La coherencia se coloca en primer plano de nuestras decisiones y acciones.
  4. “No es un proyecto, es EL proyecto”: recuerdo con especial atención una entrevista que oí en su día a Manolo García, de El Último de la Fila. En ella le preguntaban cómo era posible que en una gira por todo el país, día sí día también, estuviera siempre al máximo en cada concierto. A lo que él respondió que “…esa persona que llevaba tiempo esperando en verlos en directo, que había pagado un dinerito por verles actuar, se merecía todo su respeto y todo su esfuerzo para no defraudarle…”. Tenemos que cambiar el chip de nuestra forma de actuar ante los proyectos. Hemos de desterrar el copy-paste de nuestro día porque nos limita, nos impide progresar pero lo peor de todo es que así no entenderemos jamás las verdaderas necesidades de nuestro cliente ante un problema, SU problema. De esto, volvemos a aprender de nuestros artesanos: un único oficio pero cada tarea, cada proyecto era diferente y único. Entenderlo como SU proyecto como EL proyecto, cambiará la forma de relacionarnos en el mercado, de implicarnos y comprometernos en su solución y sobre todo nos hará crecer profesional y personalmente, sin duda. Probad un día a plantear un proyecto no sin buscar “algo parecido” que hayamos hecho antes, sino realmente tratar de entender e interpretar el problema e ir buscando una solución, casi desde 0. Seremos honestos con el cliente y sobre todo con nosotr=s mism=s, nos exigirá dar el máximo y, ésta, es la mejor manera de fidelizar no un cliente, sino una relación.

Ésta ha sido la base de la charla. Lo cierto es que da vértigo iniciar una nueva etapa en tu vida. Era curioso cómo en el debate posterior, surgían preguntas con dudas, que reflejaban miedos, que se preguntaban por cómo rodearte de compañer=s de viaje, con cómo afrontar cada proyecto. La vida misma. No hay solución científicamente probada sino la experiencia vivida y aprendida. Lejos de esos discursos institucionales de “hala, ya os hemos formado; buena suerte“, la realidad del día a día es otra y sí, merece la pena vivirla. Os dejo la presentación para que la podáis ojearla. Siento una pequeña contradicción no obstante. Creo que una de las armas más peligrosas que existe y ha existido son los Curriculum Vitae. Páginas y páginas de cosas que lo único que hacen es dificultar la ventaja, empatar las personas y donde explotan más las amenazas del “otro curriculum” que apostar por tus fortalezas y tus oportunidades. No me gustan los CV, lo siento. Pero por otro lado, parece que ahora la moda es que hay que emprender sí o sí, y no es fácil. Hay su momento, hay que saber lo que requiere y cualquiera no vale. Lo siento pero me corroe esta duda en forma de paradoja. O curriculum o emprender. Me encantó una frase que comentaba Silvia en la que expresaba eso de que “…le encantaría saber qué se diría y cómo prescribiría un cliente actual con un posible futuro cliente, recomendándole su trabajo y su experiencia…”. Creo que esa pregunta enlaza con el primer punto: el valor añadido de cada uno, el famoso “qué vendes” y “por qué yo y no el/la otr=“. Actitudes y aptitudes. Profesión y pasión. Pero sobre todo, dar un paso cada día. Espero que haya servido y ayudado. De momento, he aprendido bastante de esta reflexión. ¿Y tú?

Hoy es el primer día de tu nueva vida / Inguralde / Equiliqua 30oct13 from Juanjo Brizuela

_______________________________________________________

P.D.: Utilizo un conocido video, ¿Bailamos?, que enseño Silvia en su presentación. Es sencillamente genial.

8 responses so far

8 Responses to “Hoy es el primer día de tu nueva vida”

  1. Eduardo Arronizon 31 Oct 2013 at 12:13 pm

    Como sois los valientes…

    Para los no valientes hay una versión light:

    Hoy es el primer día del resto de tu vida.

    Salu2

  2. Silvia_ncuentraon 31 Oct 2013 at 1:06 pm

    Un placer, Juanjo, ponerte cuerpo y voz!

    Algo hicimos, creo, para que se vean a sí mismas como personas con varias alternativas.

    Sin habernos puesto en común antes, creo que fue bonito repetir-coincidir mensajes: dimos coherencia a nuestra experiencia, ¿no te parece? Izas hizo una buena selección. 😉

    Publicaré mi post sobre la jornada el lunes. Nos seguimos!

  3. Izaskunon 04 Nov 2013 at 9:29 am

    Gracias por la crónica Juanjo, interesante releer los mensajes fuerza e interesante tenerlo para quienes no pudieron asistir.
    Aunque pueda resultar contradictorio no comparto esta moda de lanzar a todo el mundo al emprendizaje con el mensaje subliminar de “búscate la vida individualmente” porque el mercado y el estado no están para eso. El mensaje es otro: creo que debemos cambiar colectivamente de clavija respecto al empleo. En línea con el vídeo que expuso Silvia, empecemos a cuestionarnos el precio del trabajo por cuenta ajena y empecemos a preguntarnos por las ventajas de apropiarnos de nuestro trabajo, controlando el proceso, el comienzo y el fin. Aunque la vida nos pone los límites, al menos, aspiremos al máximo, osea, a distrutar trabajando, a cobrar por ello, a hacer algo de valor para mi, para el resto, para el mundo… Nos hiciste pensar y más de una persona me comentó que le habías puesto las pilas así que, objetivo conseguido, esk asko!

  4. Juanjo Brizuelaon 04 Nov 2013 at 7:45 pm

    @Eduardo: Me vas a disculpar pero prefiero los sabores genuinos, aunque sepan fuerte. Dale y cambia. Es “tu nueva vida”. No miedos, mirar adelante y con la cabeza bien bien alta.

  5. Juanjo Brizuelaon 04 Nov 2013 at 7:46 pm

    @Silvia: qué ganas tenía de verte… y me llegaron más ganas de volvernos a ver, charlar y escucharnos. Un placer.
    Si de lo que dijimos los dos, sale una cosa, aun pequeña que sea y sirve de algo, podemos irnos más que satisfechos. Muy satisfechos.
    Besotes grandes

  6. Juanjo Brizuelaon 04 Nov 2013 at 7:49 pm

    @Izaskun: gracias por el comentario…
    Me parece acertadísima la reflexión de cambiar el chip respecto al trabajo de cada uno. No es fácil pero creo que es un camino muy gratificante, para el mercado, sea cual sea el de cada uno, por compromiso y dedicación; pero sobre todo para cada uno, por la satisfacción del trabajo bien hecho, la satisfacción con uno mismo. Eso es muy grande y hay que sentirlo, definitivamente.

    Me encanta leer eso de que a la gente le sirvió de algo…
    Besotes

  7. […] casi 100 personas en diferentes especialidades. Mi tarea y la de Juanjo Brizuela -puedes leer aquí la crónica de Juanjo- era trasladar a este grupo nuestra experiencia como profesionales autónomos. Más que […]

  8. Ivánon 05 Nov 2013 at 10:42 pm

    Gran presentación Juanjo. Muy sentida y auténtica. Enhorabuena. Un abrazo

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply