Feb 17 2015

Gracias lápiz por dar vida a mi blog. Mi post 200

5360919956_5517c08ec4_o

Querido lápiz. Gracias por darme la posibilidad de hacer posible que una idea se convierta en la sana intención de convertirse en un post en este blog. Coger el gusto de teclear periódicamente es una de esas sensaciones que han ido en aumento con el paso del tiempo. No me gano la vida con ello pero me va la vida en ello (o parte de ella). Disfruto haciéndolo y aunque sufro el “síndrome del papel en blanco” cuando decido teclear las primeras letras, reconozco que esa sensación se disipa a medida que las frases van apareciendo en la pantalla. Lápiz, papel, teclado y pantalla se unen en una sensación difícil de expresar como se merece.

Mayo del 2008 fue el inicio del viaje de este humilde blog, sin saber muy bien el destino final. Sí sabía cuál era su inicio: una inquietud que tendía un puente entre lo personal y lo profesional. También escribía por aquel entonces en el blog de mi anterior empresa, pero quería tener mi propio espacio, ése que originariamente tenía un propósito:

¿Por qué Equiliqua? Porque refleja ese punto al que siempre llegamos después de un momento de reflexión. A ese punto de vista, a veces casual, pero muchas otras veces después de un largo tiempo, y que lo hace de forma certera.

El trayecto ha pasado por varios momentos que representan diferentes momentos de mi vida: lo personal y mi pasión por el baloncesto y el deporte, las ciudades, la cultura, la innovación, en sus inicios; mis reflexiones sobre todo aquello que gira en torno a las marcas y al branding, en la actualidad, aderezado con el mundo de la “artesanía“, las lecturas, la comunicación, las decisiones, las conversaciones, lo digital… sobre las relaciones entre personas y marcas. Todas ellas enriquecedoras no por el resultado en forma de post sino por lo que me han ayudado en el proceso a estructurar ideas, reflexiones, lecturas y debates. Es justo reconocer aquello de que la inspiración te tiene que encontrar mientras estás trabajando, pues se ha cumplido sin lugar a dudas.

Era ese preciso momento en el que me decía: “…al blog…“. Momento mágico que transformaba, primero, una idea inicial en un bosquejo de palabras a lápiz (siempre mi admirado y respetado lápiz) en un papel. Ese momento en el que crees que para entenderse bien, necesitaba escribirlo y sobre todo porque así me ayudaba a entenderme a mí mismo. Una idea, unas palabras y el propósito de compartirlo mediante frases, unidas unas a las otras. Y disfrutar de ese momento en el que dices: “… ya está…“. Y sufrir después con ese otro en el que piensas: “…¿se entenderá?…“.

Son muchas las personas con las que hemos hablado del rol de los blogs, de cómo nos funcionan, de qué sentimos con ellos. Leyendo y escribiendo. Son muchas las personas que tomando un poco de aquí y otro poco de allá, te ayudan a ir dando pasos y no cesar en el empeño. Julen, David, Amalio, Carlos, Manel, María Jesús, Miguel, Guillermo, Asier, AntxonJosé Miguel, Gorka, Álvaro, Iván, … Son muchas las personas que con sus lecturas ayudan a exigirte un poco más cada día. Son muchas las personas que con cada comentario hacen que sientas que la distancia entre las frases y las personas sea más corta de lo normal.

Para mí este blog es a la vez una válvula de escape, una prueba del algodón a reflexiones que surgen en proyectos y trabajos, una forma de probar que la síntesis es comprensible, que menos es más y que a veces es mejor más que menos. Es un archivo virtual, mi biblioteca de ideas. Es la exigencia de encontrar la palabra adecuada y que la misma foto que acompaña a cada post diga algo más de cada momento de escritura. Es un reto semanal. Es esa puerta que nunca te da miedo cruzar aunque a veces todavía no hayas salido de la anterior y que los días no te dejan meterte de lleno. Es ponerte música, mirar el lápiz, las ideas que revolotean y la estructura gramatical para que se entienda algo aunque no sabes muy bien si se va a entender.

Quisiera saber más de todo esto de vuestra parte. Quisiera que me pusierais a prueba y me dijerais, de corazón, si funciona o no. Recuerdo una estupenda frase de Iñaki Gabilondo sobre el mundo de la radio que decía algo así como que él se enfrentaba cada mañana a la prueba de explicarle a una sola persona lo que estaba ocurriendo en la actualidad. A UNA SOLA PERSONA. A veces esa sensación me la extrapolo a mí mismo, cuando leo el post después de escribirlo y casi darle el punto final. Justo antes de darle al “publicar”.

Así las cosas son ya 200 posts. El próximo reto es que mi salud me siga dejando poder escribir el siguiente. Y que mi lápiz me ayude en ello. Sinceramente no me lo creo. Sólo puedo decir GRACIAS. 😉

____________________________________________________________

La foto de inicio es de Flickr, de Philip Ray

14 responses so far

14 Responses to “Gracias lápiz por dar vida a mi blog. Mi post 200”

  1. Carloson 17 Feb 2015 at 10:33 am

    Lo primero de todo, FELICIDADES por tus 200 posts. Todo un reto ya que supongo que lo difícil no es empezar, sino ser constante y veo que si, que lo eres.
    En cuanto a ¿si funciona?. Que decirte, claro que si, a mi personalmente hace que me pare delante de la pantalla durante unos minutos a empaparme de ese conocimiento que me va enriqueciendo profesionalment.

    Gracias a ti y sigue así.
    P.D. Algún día recuperaremos aquel lápiz que se fue por la alcantarilla. 😉

  2. Iñaki Muruaon 17 Feb 2015 at 4:42 pm

    Pues a por otras 200, y otras 200… Así no seremos unos sin techo digitales Juanjo, que dijera Alfonso Alcántara, @yoriento.

    Por cierto, y por hacerte un regalo por los 200, no he encontrado la canción interpretada, solo la partitura de “Ekilikua”, de Egia, que interpretaba con Jatorki. Aurrera Equiliqua!

  3. Martaon 18 Feb 2015 at 11:31 am

    Me has recordado a Guille … y a mí misma.

    Mientras te leía, he llevado la mano al bolso.
    Un acto reflejo, supongo. Como para asegurarme de que seguía ahí.
    Pequeño, mordisqueado, desgastado, … apenas se intuye ya su color original y descansa y se esconde, a veces, en ese bazar que me cuelgo del hombro cada día junto a una borragoma y el sacapuntas.

    Yo también escribo a lápiz. Converso con él desde que recuerdo y, como tu, le doy las gracias a menudo por escribirme … y por darme la posibilidad de borrarme, si quiero eliminar parte de las huellas y pisar de nuevo encima.

    Y escribo por lugares como este a menudo, aunque muchas veces los trazos son tan suaves que solo se dejan ver en mi lado del papel.

    Que no te haga sufrir ese momento: “… ¿se entenderá?”
    Cada una de las personas a las que escribe tu lápiz lo entiende, desde su orilla, y se retrae a tu momento mágico y crea el suyo propio, por el camino.

    Así que gracias, Juanjo, por dar vida a mi lápiz.

    Sigue …

    Eta zorionak!

  4. Juan Pabloon 20 Feb 2015 at 9:03 am

    Zorionak por los 200, y que como dicen arriba por lo menos sean otros 200, siempre es un placer.

    Para alguien que no está metido en este “mundillo”, me encantó el post que empezaba:
    “La publicidad es un cuento con moraleja. El cuento tiene que ser bueno. Pero lo importante es que te quede la moraleja”

    Eskerrik.

  5. Juanjo Brizuelaon 20 Feb 2015 at 6:52 pm

    @Carlos: a ese lápiz perdido le tenía especial cariño, pero el de ahora se acerca mucho a su trabajo.
    Gracias a ti por estar cada semana ahí, paciente, leyendo palabrejas e ideas que se le ocurren a uno. Me alegro de que te sirvan de algo… es una excelente noticia. Espero seguir siendo constante. A veces es duro pero se va haciendo necesario, mucho.
    Abrazotes

  6. Juanjo Brizuelaon 20 Feb 2015 at 6:54 pm

    @Iñaki: qué honor el que te pases por aquí. Simplemente el hecho de intentar “darnos calor los unos con los otros”, hace que esto sea más interesante aún.
    hay que encontrar esa canción, y la tararearemos juntos. Seguro. Abrazo

  7. Juanjo Brizuelaon 20 Feb 2015 at 7:00 pm

    @Marta: me encanta saber que compartimos la pasión por escribir con un lápiz, y sus fieles acompañantes, la borragoma y el sacapuntas.

    Decidí un lápiz frente al bolígrafo por el hecho de que es capaz de escribir y reescribir como si fuera siempre la primera vez, y aun y todo, porque hace que siempre permanezca un poco de esa “huella”, como bien la llamas, que también suma. Es cuando aprendes que equivocarte es posible, pero que sin ello, es difícil seguir aprendiendo.

    Escribir es un placer que no tiene hora. Es un placer incluso que no tiene superficie: un cuaderno, un post-it, un pañuelo de papel… una palabra es a menudo suficiente para generar un torrente de ideas. Esa es la mejor sensación. Y si esa sensación es compartida, aunque construida cada persona a su manera, me hace aún más feliz.

    Gracias a ti. Seguiré. Si en algún momento se rompe la punta, pediré ayuda 😉 muxus

  8. Julenon 21 Feb 2015 at 8:30 am

    Pero qué tierno te has puesto, Juanjito. Va a ser que empezamos a tener una relación íntima con nuestros blogs donde ya no sabes muy bien si son ellos, somos nosotros o ellos y nosotros somos la misma cosa. Anyway, saca punta al lápiz y que rule el siguiente post. Abrazos cariñosos 🙂

  9. José Miguel Bolívaron 21 Feb 2015 at 10:16 am

    Tarde, llego tarde, pero llego 😉
    Muchas gracias, Juanjo, por la mención y, sobre todo, muchísimas felicidades por ese post bicentenario.
    Cuida esos lápices, porque confiamos en ellos para poder seguir leyéndote, disfrutando y aprendiendo de branding.
    Un abrazo fuerte!
    JM

  10. Miguelon 26 Feb 2015 at 10:15 am

    Zorionak por esos 200 post y que sean muchos más.

    En el mundo hay decenas de millones de blogs, y cada vez resulta más complicado encontrar contenidos de calidad que apetezca compartir con otros. Equiliqua es uno de ellos. El mejor blog de branding que conozco. Un blog que aúna pasión, sentido común, conocimiento, experiencia, humildad y sencillez al mismo tiempo.

    Espero que dentro de poco llegamos al post 300, al 400 y al 500 y sigamos aprendiendo de branding+ planning+digital+ comunicación+innovación como lo hemos hecho hasta ahora. Y de baloncesto, claro!

  11. Juanjo Brizuelaon 03 Mar 2015 at 6:02 pm

    @Julen: maestro! que me voy haciendo viejuno y se me erizan mis pocos pelos que me quedan 😉
    Sólo sé una cosa, menos mal, y es que si soy algo estoy seguro que un poco es gracias a este blog… y a otros muchos con “los que me llevo bastante bien”
    Seguiremos afilando el lápiz.
    Gracias por estar ahí, SIEMPRE!!

  12. Juanjo Brizuelaon 03 Mar 2015 at 6:05 pm

    @JM: estás siempre ahí, no importa el cuándo… GRACIAS!
    Seguimos con los lápices como esa herramienta que siempre ayuda y que permite escribir, tachar, borrar, dibujar y que apunta más que manchar 😉
    Abrazos… nos vemos pronto

  13. Juanjo Brizuelaon 03 Mar 2015 at 6:07 pm

    @Miguel: no te voy a dar las gracias. Esta vez te voy a pedir una cosa: que sigamos hablando, pensando, dibujando, escribiendo y presentando IDEAS JUNTOS. Eso hará que lleguemos cada día un poco más lejos.
    GRACIAS a ti

  14. Juanjo Brizuelaon 03 Mar 2015 at 6:09 pm

    @JuanPa:¡¡¡sorpresa!!! 😉
    la frase que mencionas no es mía sino de uno de los mejores publicistas del mundo: Fernando Vega Olmos. Una maravilla y una de esas fuentes de inspiración que se sitúan en la punta del lápiz cada vez que veo o leo algo.
    Seguiremos aquí.

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply