Archive for Febrero, 2012

Feb 28 2012

Unas notas sobre artesanía

En estos últimos días he terminado de leer el libro “El artesano” de Richard Sennett. Lo oí por primera vez el año pasado en el encuentro de “Todo por la pasta” de la gente de “Consultoría Artesana” y me fue recomendada su lectura en especial por Julen y Amalio, a quienes se lo agradezco. Me han pasado dos cosas:

  • Es la primera vez que he hecho un sinfín de anotaciones, pestañitas y subrayados varios, por lo que me temo que tendrá que existir una 2ª ocasión de lectura, quizá más adelante para tomar perspectiva.
  • Es de esas ocasiones en las que a medida que vas leyendo, vas mirándote internamente y te dices ¿y esto realmente lo hago? ¿lo podré hacer? ¿seré capaz? ¿seremos capaces de caminar en esta dirección?

Me va a ser tan complicado resumir este libro precisamente por la cantidad de citas, frases, reflexiones que aparecen en el libro y que podríamos tomar como referencia. Sólo sé que podría resumirlo en que “es posible otra forma de trabajar“. Y tomar como referencia el rol de los “artesanos” de siglos atrás y ponerlo en el contexto actual puede ser un ejercicio más que interesante.

Parto de que ni se me ocurre atribuirme como un “artesano”, ni de lejos, aunque sí que creo que estamos ante una redefinición de lo que es el trabajo y sobre todo la forma de enfocarnos en él. En eso sí que realmente me identifico y trato de ser fiel a ello cada día. En este libro hay mucho de acción, de reflexión, de mezcla entre lo profesional y lo personal, de liderazgo, de calidad, de enseñanza, de conocimiento, de práctica constante, de personas y no máquinas, de empatía, del derecho a equivocarse, el análisis y el expertise, el esbozo y los detalles, el problema y el pragmatismo, el trabajo y el juego, la curiosidad y el aprendizaje, lo superficial y lo profundo.

Si tuviera que extraer 3 ideas-frases (seguramente no las mejores pero sí 3 que me han marcado) para hacerse una idea de mi lectura me quedaría con las siguientes (interpretaciones puede haber varias):

  • Una vida sin habla y sin acción está literalmente muerta para el mundo“, atribuida a Hannah Arendt (pág 16). Creo que marca exactamente algo que quizá hoy estemos perdiendo: la falta de acción para muchas cosas y también quizá la vergüenza de hablar, de contar nuestras cosas, nuestras historias. Me parece además que es síntoma de la relación entre personas esencialmente.
  • Recogiendo la idea de “Las siete lámparas de la arquitectura” de John Ruskin, me parecen éstos unos principios y unos valores a tener muy en cuenta en nuestro desarrollo profesional y trabajo (pags 144-145):
    • “la lámpara del sacrificio“: entendido como la “voluntad de hacer bien algo por el simple hecho de hacerlo bien, es decir, dedicación”
    • “la lámpara de la verdad“, esa verdad que continuamente da perdidas y ganancias, es la afirmación de la dificultad, la resistencia y la ambigüedad
    • “la lámpara del poder“, de un poder moderado, orientado por otros patrones antes que la voluntad ciega
    • “la lámpara de la belleza“, que para Ruskin se encuentra más en el detalle, el adorno que en el gran diseño.
    • “la lámpara de la vida“, siendo la via equivalente a lucha y energía, y la muerte a perfección letal
    • “la lámpara de la memoria“, orientación que proporcionan los tiempos anteriores al dominio de la máquina
    • “la lámpara de la obediencia“, la obediencia al ejemplo que ofrece la práctica de un maestro antes que a sus obras particulares, en otras palabras, esforzarse en ser como Stradivarius pero no tratar de copiar sus violines particulares.
  • Sólo debería haber ideas en las cosas” (pag. 182). Retomo esta frase del poeta William Carlos Williams, por la década de 1930, de  “mejor vivir en las cosas que se tocan de dia con las manos“, que muestra un camino práctico, de implementación y desarrollo de ideas, etc.

A medida que he ido recogiendo estas ideas para plasmarlo en este “breve” post, sólo me gustaría indicar que estamos en ese momento de reflexión y acción sobre nuevas formas de trabajar. Hemos pasado por un mundo individualizado a tener al segundo información en red y de cualquier parte del mundo. Esto cambia dinámicas pero también esto provoca que miremos la realidad desde otra perspectiva. Y por otro lado, creo que en un mundo tan automatizado, tan de algoritmos y motores de búsqueda, un mundo de “enter”, dejar sitio preferencial a las personas, al “roce” profesional (entended este “roce” como esa cercanía y empatía entre dos personas, no me penséis mal que os veo la sonrisa) y a la relación entre ellas sigue siendo un ejercicio que hemos de recuperar además de la pasión (en la medida que se pueda) en nuestro trabajo.

Dos cosas más. a) Recomiendo leer este libro. b) Tengo ganas de leerlo por segunda vez.

6 responses so far

Feb 21 2012

Marcas con presupuesto o ¿marcas con ideas?

A estas alturas a mí la tan manida frase de “yo si tuviera ese dinero, también lo haría” me empieza a chirriar y mucho. Porque hasta hace nada, era bastante recurrente y frecuente oírla: el “presupuesto“. O sea, existía una relación directa entre idea y presupuesto: tienes mucho presupuesto, luego la idea es espectacular; tienes poco presupuesto, es una (con perdón) mierda de idea. Quizá fuera porque se asociaban marcas con publicidad y en esos estos momentos (parece del siglo pasado) publicidad se relacionaba con anuncios y marcas con logotipos. Así nos va. Hoy muchas agencias de publicidad en crisis. Y marcas, en crisis.

Han Hemos sobrevalorado el coste de las cosas por encima del valor de las ideas. Y la diferencia, aunque no lo parezca, va más allá del matiz: una cosa es el coste y otra el valor. Y nos hemos empeñado en que debemos atajar el valor y el coste al mismo tiempo, de forma que perdemos todo: ideas y expresiones de la marca. Se han tomado están tomando decisiones de marca en algunos casos con esa sensación de que realmente inviertes mucho dinero ¿a coste de? ¿con retorno de? ¿con valor para? Lo siento, pero sigo dudando de que ello porque en realidad se siguen potenciando los “costes” sin reflexionar sobre el valor.

De todo el “montaje” del sector hay algo que me sigue pareciendo revelador, de los premios de “creatividad” hemos pasado a los de “eficacia“: las grandes ideas que funcionan, que consiguen resultados. Incluso las “ideas por las ideas”, o sea los fuegos artificiales, van perdiendo peso y dejando sitio a que aparezcan esas ideas que “movilizan”, que participan y que hacen-partícipe. Éste es un cambio sustancial porque el premio ha dejado de ser que nos quedemos boquiabiertos ante algunas “ideas publicitarias” frente a otras ideas que logran “cientos de interacciones, hechos que se comparten o participación de personas“.

Creo que este cambio parte de un cambio de enfoque: se pasa de “comunicar el producto” a “poner el foco en el consumidor“. Él es el inicio del enfoque. Ni siquiera, como comentamos en alguna ocasión, nos debe interesar QUIÉN ES sino en especial CÓMO se COMPORTA. Esto es clave porque la experiencia individual que queremos encontrar en él es precisamente la conexión con la marca y la participación junto a ella. El paso es también dejar de lado el mensaje para que el propio “consumidor· sea parte tanto del medio que empleamos como del propio mensaje. Como dice Antony Young en su libro “Brand Media Strategy”:

In today’s market, advertisers are working even harder to put the right message in front of the right target group at the right time to improve the performance of their communications.

Claro. Antes era mucho más fácil. Un spot y un anuncio a todo color en la prensa y dinero, mucho dinero, tanto para la producción como para la compra de espacios publicitarios. Pero las reglas han cambiado. Y esto sí que es tirar dinero a la basura.

Porque las ideas movilizan. El dinero “compra”. Las ideas se extienden hacia campos inexplorados. El dinero te permitía explorar otros campos, si tenías. Porque las ideas fluyen y se expanden entre la gente. El dinero simplemente fijaba la atención… si estabas atento.

Hay algunos casos de marcas que juegan con ideas y van más allá. Por ejemplo, Moritz (ya he hablado antes de ella). Monta un espacio donde fluye un contexto determinado de ocio del consumidor, cultural, de conexión donde la marca facilita más que habla. O Heineken que dirige toda su comunicación en un momento determinado (la festividad de San Valentín) hacia Facebook buscando la participación de sus consumidores.

Pero bueno, siempre es más fácil poner dinero sin más, poner el logotipo bien grande y cosas de ésas. Pensar en la gente y movilizarla es mucho trabajo.

(vía copyloto)

_______________________________________________________

La foto es de Flickr, de Fluzo

6 responses so far

Feb 09 2012

A cien

Mirad que hace casi 4 años cuando me propuse abrir este blog pensaba que este momento llegaría más adelante. Pero lo que son las cosas, hemos llegado al post nº 100. A veces piensas que celebrar este tipo de “onomásticas” es un poco ridículo pero resulta que a uno le hace ilusión…sobre todo al mirar atrás.

La vida profesional (y personal, claro) evoluciona y en ello andamos. Y por eso este post hace aún más ilusión. Muchas aventuras y muchas experiencia’s en estos últimos tiempos pero sobre todo esa sensación de “descubrir“, que creo que es esa palabra que ahora mismo más me apasiona. Descubrir personas, ideas, experiencias, errores, aciertos, lecturas, conversaciones, visiones, etc. Descubrir cosas nuevas o al menos tratar de mirar más allá para ver qué hay al otro lado de la mesa. Y muchas veces sin saber lo que te encuentras más allá. ¿Cuál es el resultado? Ni idea. Pero ¡vaya! Eso es algo que realmente a uno le motiva.

Más allá del resultado es el camino el que te va enseñando a cada paso que das. No digo que el resultado sea lo de menos pero sí verte ante situaciones que jamás te hubieras imaginado pero que había que entrar en ello. Me pasó con los primeros balbuceos con la enseñanza, al dar algunas charlas y clases. Me pasó con el tema de las redes sociales. Y me sigue pasando. Espero que en el futuro me siga ocurriendo.

Algo de esto sucede con el proyecto HIRIKO en el que andamos “enredando”. Es difícil vender un coche hoy pero ¿vender un concepto de movilidad? ¿contar una idea relacionada con el uso de punto a punto de la ciudad? ¿pensar en ir más allá de la innovación tecnológica y hablar de innovación social? ¿hablar más de soft y menos de hard? Carlos, Iñligo, Gorka y SIX han ayudado muchísimo.

SIX – TRIBUTE TO DIOGO VASCONCELOS from SIX on Vimeo.

El reto era es tremendo porque a veces no sabes ni por dónde empezar. El caso es caminar. Prueba, error. Una idea que surge de aquí y la colocamos allí. Una llamada. Un mail. Una presentación y una foto. Pero sobre todo una palabra: creer. Y cuando crees en algo, acabas por descubrir lo que hay más allá.

El caso es que la idea parte de encontrar la diferencia y encontrar otro camino al ya habitual en tu categoría. ¿Hay normas? Es el momento de cambiarlas. Así de primeras como que el reto asusta pero desde luego te permite asumir ciertos comportamientos que de otra manera no sería posible. Qué dices, cómo lo cuentas, cómo lo pones en marcha. ¿Es esto un coche? No. Ya empezamos. Pero luego dotando de contenidos vas descubriendo nuevas posibilidades.

Me hace especial ilusión que al hablar de este proyecto, se haga en el post 100. Porque lo que es verdad es que después de lo ocurrido hace unas semanas, uno se pone a cien. Y te das cuenta que precisamente al ir descubriendo encuentras algo que realmente sigue yendo más allá. Muchas veces nos quedamos justo en esa epidermis de los proyectos, en ese “ya lo conozco” y sé que como me funcionó puede seguir funcionando. Es precisamente en esa “frontera de lo desconocido” donde surgen las dudas y las preguntas. Es en esa frontera donde está la mayor de la creatividad: las ideas y los conceptos. Luego con la implicación y con la aportación del resto, todo se hace más fácil. ¿Quién se apropia de ello? ¡y qué más da! lo que sí es cierto es que las aportaciones surgen, de muchas partes, de hibridar, de escuchar al otro, de equivocarte y de “tomar referencia” de otros casos que has visto y que pueden ser posibles.

Así que este CIEN acaba poniéndote a CIEN. Pero no por la fecha pero sí porque aprendes a descubrir y a jugar en un terreno que quizá no controles pero por no se sabe muy bien, funciona ¡abracadabra!. No es magia porque ésta es el mundo de la ilusión. Es ese chasquido en el que surgen las cosas, ¡EQUILIQUA! por eso este nombre.

La vida tiene muchos momentos. A veces son repetitivos o no. Otros descubres y aprendes y experimentas. Ciertamente la seguridad ayuda a tu estabilidad mas la frontera de lo desconocido ayuda a tu futuro. Y eso es algo que realmente puede emocionar mucho más. Así que este CIEN lo dedico a esas cosas que realmente te ponen a tope.

_______________________________________________________

La foto es de Flickr, de Diego Silva Galán

9 responses so far