May 07 2014

No es lo mismo, es distinto

Aaayyy Miguel, Miguel. Mira que lo hemos hablado veces mientras nos tomamos tú un botellín de agua del tiempo y yo un café cortado con azúcar moreno: algo está pasando con la publicidad hoy en día. Ésa que estudiamos con ilusión. Ésa que nos gusta ver cada día y nos pasamos los links para ver la opinión del otro y debatir sobre ella. Ésa que siempre quisimos hacer, que nunca hicimos pero que queremos hacer en el futuro. Ésa que la gente habla en la calle, el mejor premio de la buena publicidad más allá de la compra del producto o del servicio en cuestión. Ésa que nos ayuda a entendernos como personas más allá de comprender qué nos dicen las marcas. Pero de eso hay tan poco hoy en día. Una pena.

Seguramente hayas visto el último spot de Desigual con motivo del Día de la Madre, ¿a que sí? Tengo ganas de leer tu opinión. Una marca que quiere mostrar su personalidad tan diferente en su mercado que ha provocado una multitud de comentarios en la calle, en las redes sociales, etc. Ya comenté recientemente en El Diario.es que desde mi punto de vista era totalmente coherente con la posición que estaban mostrando en su categoría, la moda, una categoría plana y dominada por “lo mismo”. Y en ese espacio está tratando de ganarse un territorio propio de rebeldía, de independencia, de autoafirmación de un estilo de mujeres, que quizá quiera ir más en contra de lo establecido que a favor de algo. Es lícito. Pero una vez más entramos en el debate de qué es la marca y qué es la publicidad. Porque esta campaña, de publicidad, queriendo jugar con el momento puntual del Día de la Madre, con lo que creo supone ser madre y, creo, queriendo seguir con la línea marcada anteriormente, ha jugado a hacer publicidad porque sí, más que a seguir construyendo su marca. Es lo que en deporte, y en eso tú y yo coincidimos también, le llaman “ataque de entrenador”. Y es que alguien, no me digas quién si la agencia que presenta la idea o el cliente que propone que “hagan algo notorio” y que después aprueba, se ha pasado de frenada.

Miguel, algo estamos haciendo mal cuando la gente sigue confundiendo lo que es marca de lo que es publicidad. La publicidad sirve para construir marca pero la marca es mucho más que la publicidad y podría vivir sin ella. Al revés, no. Sí, lo tengo claro. Si de ese spot hubiéramos quitado el logo de la marca, estoy seguro que mucha gente diría que es de Desigual. Pero lo que sí tengo claro es que hay veces que confundimos ser notorios, que se nos conozca como sea, con construir una marca, y lo que me parece más retador, construir una idea cultural en la mente de las personas. Lo están haciendo muchas grandes marcas, pero que muy bien. Lo hace Nike, lo hace Apple, lo hace Google cada día con sus doodles, Moleskine, Patagonia, Heineken, la Champions League, Chobani… construir bajo una idea cultural todo un universo simbólico donde la gente se siente parte de ella, vive la marca independientemente de que haya o no publicidad. Eso son las marcas. Ésas son las grandes marcas.

Y eso que cada día que pasa sigo creyendo en la buena publicidad. No hay más que darse una vuelta por Vimeo y encontrar joyas. Parecen aquellos vídeos corporativos tradicionales pero son verdaderas historias que hacen integrarte como si formaras parte de ella. Spots de una duración más larga que los que veíamos en televisión porque ahora las condiciones de acceso a contenidos audiovisuales ha cambiado mucho y se nos hace más cómodo ver “pelis” de casi 2 minutos en cualquier soporte que uno de 30″ en la televisión de casa. A mí me encanta por ejemplo esto que ha hecho la gente de turismo de las Islas Canarias.

The Lanzarote Effect from Lea et Nicolas Features on Vimeo.

No es tanto el formato de los mismos lo que me preocupa, sino que las marcas vayan construyendo su personalidad paso a paso, que a medida que quieran ser conocidas sean sobre todo reconocidas por algo, y eso se construye hoy en día, en cada acción, cada día, con cada soporte. Quizá Desigual tuvo la oportunidad al día siguiente en sus redes sociales de desdramatizar la acción, decir eso de “es publicidad y a veces la publicidad es un juego” y quizá hubiera mitigado un tanto su osadía… a pesar del correspondiente daño que nos hace a tod=s l=s que nos dedicamos a esto cada día desde bien prontito.

El problema no es el anuncio de Desigual. El problema es que hoy estamos en tal proceso de cambio que las marcas y sobre todo las personas, estamos modificando nuestras pautas y comportamientos. Vivimos tan al segundo de lo que pasa ahora mismo en Twitter que ante tal sobredosis de información en cualquier soporte, necesitamos a veces que alguien nos diga y nos reafirme en quiénes somos o que incluso quiénes nos gustaría ser. Ahí creo que muchas marcas nos deberían ayudar. Creo en ese rol de las marcas de construir significados sociales y culturales que traspasen la línea del producto en sí mismo. Ahí, la publicidad debería insistir en enseñarnos por qué una marca nos es útil y sobre todo por qué deberíamos, al menos, tenerla en consideración.

Me viene a la cabeza una canción, quizá algo viejuna, que me parece viene de perlas para este post. ¿Te acuerdas Miguel de “No es lo mismo” de Alejandro Sanz? Lee:

no es lo mismo ser que estar
no es lo mismo estar que quedarse, ¡que va!
tampoco quedarse es igual que parar
no es lo mismo
será que ni somos, ni estamos
ni nos pensamos quedar
pero es distinto conformarse o pelear
no es lo mismo… es distinto

Estamos haciendo de la vida un espectáculo que a veces es innecesario. La publicidad tiene que recobrar ese espíritu original de tratar de ayudar a enseñar a las personas lo que una marca puede hacer por ti. Y cualquier cosa no vale. Por eso no es lo mismo publicidad que marca. Por eso cuanto más creo en la publicidad más me apasionan (algunas) las marcas. Venga, vamos a leer tu post, Miguel, que seguro tiene esa mirada tan pertinente como siempre.

(Un nuevo Post “bis a bis” escrito y desarrollado junto a Miguel de Andrés, en Lost in Amsterdam, donde encontraréis sugerentes ideas, fijo)

7 responses so far

May 23 2013

Lo siguiente de aprender en KFE07

El tamaño de la sonrisa tiene un tamaño directamente proporcional a la superación de las expectativas creadas por el resultado final logrado. Esta sencilla fórmula matemática (hecha por uno de letras puras) es el resumen del evento celebrado el pasado viernes del que ya hablamos aquí: el KFE INNOVACIÓN de VITORIA-GASTEIZ. En el Restaurante El Clarete y rodeado de 19 osad=s amig=s que se reunieron para “no se sabe muy bien qué, pero que tiene buena pinta“. El caso que entre que había gente confirmada y que hubo gente que se sumó porque sí (hasta un comensal que había en el restaurante y que preguntó que a ver qué pasaba y si podía pasar de oyente participante), pasamos un rato más que agradable a la par que muy pero que muy interesante hablando de emprendizaje, tema central de la jornada a nivel nacional, y que aquí lo enfocamos bajo el lema “Conectar, aprender y emprender”.

Tenéis publicado un Storify del evento. En él hemos querido reflejar el relato, lo emocional del evento y que pudiéramos recoger algo que nos preocupaba y ocupaba: Cómo se generan y desarrollan las ideas con una pequeña hipótesis de partida: “Una idea se va haciendo grande cuanta más gente se sume a ella”. Y creo que lo conseguimos. Echadle una ojeada y espero que os guste.

El caso es que el emprendizaje da mucho juego y mucho contenido que tratar. Como nos imaginábamos, y ya reflejé en el anterior post, hay como 3 grandes ideas que sobrevuelan el concepto de emprendizaje: in-seguridad, red y actitud. Y sobre la relación entre estas palabras se da el contexto preciso para poder, o no, emprender que me gustaría compartir como reflexión personal habiendo pasado unos días:

  • Hay un cambio significativo en el hecho de emprender y es pasar de la idea e intención “solitaria” de una persona a ser una idea “colectiva”. Surgió en el debate la idea de hasta qué punto podríamos dejar de hablar de MI proyecto para hablar de NUESTRO proyecto. Así, y quizá por el uso continuado de la palabra “colaboración“, parecía indicar que hablamos más de un proyecto en plural que no en singular. El cambio es significativo porque sin duda alguna somos en la medida que somos-compartidos o que somos-sumados. Es más fácil que nuestra idea inicial pueda elevarse por encima de un individuo para poder ser algo más grupal. El resultado de todo ello será posiblemente una idea con más matices, con más aporte de valor, con más desarrollo, algo más completo. Y eso siempre es positivo. Reconozcamos que no sabemos de todo, y que posiblemente ni sea necesario que sepamos de todo. El conocimiento existe, lo únicamente esencial es identificar dónde, tratar de llegar a él y, con la suficiente humildad, hacerlo atractivo e interesante para que puedan sumarse nuevos puntos de vista, nuevo valor.
  • Me surge de inmediato la idea de PROPIEDAD. Porque claro, si la idea es de un= está más o menos claro quién la posee y quién la debería de gestionar. Pero si la idea se comparte, ¿de quién es? ¿compartimos también su propiedad? ¿cómo lo gestionamos? Mientras se produce este debate, la palabra que protagoniza el debate en todo caso es COLABORAR. Es magnífica, da mucho positivismo… colaborar, sinergias, juntos… ya… ¿pero cómo gestionamos esta colaboración? ¿en qué medida somos generosos en el aporte y por tanto debiéramos ser generosos también al recibir? ¿cómo lo medimos? ¿quién empieza y cómo empieza? Este problema no es únicamente explícito en el emprendizaje sino que se da en cualquier tipología de proyectos, nuevos o ya asentados. La diversidad es un valor que lejos de presentarse como negativo cada vez más recoge un sentimiento positivo y de construcción. Y eso que nosotros no tenemos, si lo tiene otra persona es nuevo valor que ha de ser percibido en el mercado. ¿Quién se beneficia de ello? es una de las preguntas. “En caso de duda, abre” oí decir una vez a Julen Iturbe. Si quieres ganar también, necesitas comprometerte y “jugar la partida”. Y si no es así, ¿qué hacemos?
  • FALLONDIZAJE” fue uno de esos palabros que se me quedaron más grabadas de toda la sesión. Sí, el fracaso como eje del aprendizaje y no como resultado final. El emprendizaje como proceso y el aprendizaje como actitud. Lo cierto es que, como bien indicó Miguel de Andrés, a nadie le gusta fracasar. Da mucha rabia. Pero lo que sí es cierto es que debemos desterrar definitivamente determinadas expresiones pero sobre todo actitudes sobre el “posible” fracaso. Esto posiblemente sea consecuencia de los valores aprendidos y aprehendidos desde la escuela. Y junto a estos valores, otros que parece se van quedando por el camino como ESFUERZO, TENACIDAD, PASIÓN,… Todos ellos se enmarcan dentro de ese gran campo que es el de la ACTITUD, con C, y también con C de Conocimiento y de Colaboración y Compromiso. Valores que reflejan un continuo caminar en el proceso de hacer llegar la idea hasta donde sea posible. Y eso sí que va con espíritu crítico del aprender, que no es lo mismo que el aprendizaje, más cercano a la actitud y al propio proceso.
  • Finalmente no es lo mismo tener una idea que llegar a un negocio. Y este “pequeño” detalle es algo que debe ser considerado desde el inicio como algo esencial. Seguramente tener, lo que es tener ideas, es algo común a tod=s nosotr=s. El reto es qué y cómo hacer para que éstas se conviertan en un posible negocio. A quiénes les va a interesar y por qué han de confiar en algo que supuestamente es nuevo, diferente e importante. Este giro me provoca una pequeña duda que es dónde colocarlo en dicho proceso. Quiero decir: si lo ponemos desde un inicio, puede ocurrir que quizá desterremos una idea inicial porque no vemos (aún) su retorno económico sin “abrir” la idea y compartirla. Puede ser que también lo dejemos para el final del proceso de generación y maduración y entonces veamos que no tiene salida. Es un plano, en paralelo, que ha de aparecer en todo caso. Y hay que prestarle todo el crédito si de verdad queremos generar un proyecto sostenible personal y profesional de futuro. ¿Tod=s valemos para esto? Éste fue un tema de debate interesante: ¡¡emprende!! que parece es una obligación donde quizá no todo el mundo pueda valer para ello… (individualmente, añado).

Son tres nuevas reflexiones que me surgen tras la sesión que matizan algo que ya hemos comentado aquí. En cualquier caso, todo empieza por el inicio: la IDEA. Aunque me gustaría también matizar eso porque parece que es algo que ¡zas! surge de forma espontánea y casi brillante, y hay quien piensa que es incapaz. Así que prefiero utilizar esto que comentó Risto Mejide precisamente hace muy pocos días:

No busques trabajo. Mejor busca un mercado. O dicho de otra forma, una necesidad insatisfecha en un grupo de gente dispuesta a gastar, sea en la moneda que sea. Aprende a hablar en su idioma. Y no me refiero sólo a la lengua vehicular, que también.

Y uno, con esto vuelve a esbozar una nueva sonrisa que va a ayudar a seguir en el camino. Porque fue la pregunta que surgió cuando dijimos eso de “gracias por venir”: ¿Cuándo es la siguiente? La siguiente es ya hoy y posiblemente cada mañana, cada vez que seamos capaces de conversar y compartir nuestras ideas con otras personas. Ésa es la actitud y ése es el premio.

_______________________________________________________

La foto de inicio es de Flickr, de esr1000

2 responses so far

Feb 21 2012

Marcas con presupuesto o ¿marcas con ideas?

A estas alturas a mí la tan manida frase de “yo si tuviera ese dinero, también lo haría” me empieza a chirriar y mucho. Porque hasta hace nada, era bastante recurrente y frecuente oírla: el “presupuesto“. O sea, existía una relación directa entre idea y presupuesto: tienes mucho presupuesto, luego la idea es espectacular; tienes poco presupuesto, es una (con perdón) mierda de idea. Quizá fuera porque se asociaban marcas con publicidad y en esos estos momentos (parece del siglo pasado) publicidad se relacionaba con anuncios y marcas con logotipos. Así nos va. Hoy muchas agencias de publicidad en crisis. Y marcas, en crisis.

Han Hemos sobrevalorado el coste de las cosas por encima del valor de las ideas. Y la diferencia, aunque no lo parezca, va más allá del matiz: una cosa es el coste y otra el valor. Y nos hemos empeñado en que debemos atajar el valor y el coste al mismo tiempo, de forma que perdemos todo: ideas y expresiones de la marca. Se han tomado están tomando decisiones de marca en algunos casos con esa sensación de que realmente inviertes mucho dinero ¿a coste de? ¿con retorno de? ¿con valor para? Lo siento, pero sigo dudando de que ello porque en realidad se siguen potenciando los “costes” sin reflexionar sobre el valor.

De todo el “montaje” del sector hay algo que me sigue pareciendo revelador, de los premios de “creatividad” hemos pasado a los de “eficacia“: las grandes ideas que funcionan, que consiguen resultados. Incluso las “ideas por las ideas”, o sea los fuegos artificiales, van perdiendo peso y dejando sitio a que aparezcan esas ideas que “movilizan”, que participan y que hacen-partícipe. Éste es un cambio sustancial porque el premio ha dejado de ser que nos quedemos boquiabiertos ante algunas “ideas publicitarias” frente a otras ideas que logran “cientos de interacciones, hechos que se comparten o participación de personas“.

Creo que este cambio parte de un cambio de enfoque: se pasa de “comunicar el producto” a “poner el foco en el consumidor“. Él es el inicio del enfoque. Ni siquiera, como comentamos en alguna ocasión, nos debe interesar QUIÉN ES sino en especial CÓMO se COMPORTA. Esto es clave porque la experiencia individual que queremos encontrar en él es precisamente la conexión con la marca y la participación junto a ella. El paso es también dejar de lado el mensaje para que el propio “consumidor· sea parte tanto del medio que empleamos como del propio mensaje. Como dice Antony Young en su libro “Brand Media Strategy”:

In today’s market, advertisers are working even harder to put the right message in front of the right target group at the right time to improve the performance of their communications.

Claro. Antes era mucho más fácil. Un spot y un anuncio a todo color en la prensa y dinero, mucho dinero, tanto para la producción como para la compra de espacios publicitarios. Pero las reglas han cambiado. Y esto sí que es tirar dinero a la basura.

Porque las ideas movilizan. El dinero “compra”. Las ideas se extienden hacia campos inexplorados. El dinero te permitía explorar otros campos, si tenías. Porque las ideas fluyen y se expanden entre la gente. El dinero simplemente fijaba la atención… si estabas atento.

Hay algunos casos de marcas que juegan con ideas y van más allá. Por ejemplo, Moritz (ya he hablado antes de ella). Monta un espacio donde fluye un contexto determinado de ocio del consumidor, cultural, de conexión donde la marca facilita más que habla. O Heineken que dirige toda su comunicación en un momento determinado (la festividad de San Valentín) hacia Facebook buscando la participación de sus consumidores.

Pero bueno, siempre es más fácil poner dinero sin más, poner el logotipo bien grande y cosas de ésas. Pensar en la gente y movilizarla es mucho trabajo.

(vía copyloto)

_______________________________________________________

La foto es de Flickr, de Fluzo

6 responses so far

Feb 09 2012

A cien

Mirad que hace casi 4 años cuando me propuse abrir este blog pensaba que este momento llegaría más adelante. Pero lo que son las cosas, hemos llegado al post nº 100. A veces piensas que celebrar este tipo de “onomásticas” es un poco ridículo pero resulta que a uno le hace ilusión…sobre todo al mirar atrás.

La vida profesional (y personal, claro) evoluciona y en ello andamos. Y por eso este post hace aún más ilusión. Muchas aventuras y muchas experiencia’s en estos últimos tiempos pero sobre todo esa sensación de “descubrir“, que creo que es esa palabra que ahora mismo más me apasiona. Descubrir personas, ideas, experiencias, errores, aciertos, lecturas, conversaciones, visiones, etc. Descubrir cosas nuevas o al menos tratar de mirar más allá para ver qué hay al otro lado de la mesa. Y muchas veces sin saber lo que te encuentras más allá. ¿Cuál es el resultado? Ni idea. Pero ¡vaya! Eso es algo que realmente a uno le motiva.

Más allá del resultado es el camino el que te va enseñando a cada paso que das. No digo que el resultado sea lo de menos pero sí verte ante situaciones que jamás te hubieras imaginado pero que había que entrar en ello. Me pasó con los primeros balbuceos con la enseñanza, al dar algunas charlas y clases. Me pasó con el tema de las redes sociales. Y me sigue pasando. Espero que en el futuro me siga ocurriendo.

Algo de esto sucede con el proyecto HIRIKO en el que andamos “enredando”. Es difícil vender un coche hoy pero ¿vender un concepto de movilidad? ¿contar una idea relacionada con el uso de punto a punto de la ciudad? ¿pensar en ir más allá de la innovación tecnológica y hablar de innovación social? ¿hablar más de soft y menos de hard? Carlos, Iñligo, Gorka y SIX han ayudado muchísimo.

SIX – TRIBUTE TO DIOGO VASCONCELOS from SIX on Vimeo.

El reto era es tremendo porque a veces no sabes ni por dónde empezar. El caso es caminar. Prueba, error. Una idea que surge de aquí y la colocamos allí. Una llamada. Un mail. Una presentación y una foto. Pero sobre todo una palabra: creer. Y cuando crees en algo, acabas por descubrir lo que hay más allá.

El caso es que la idea parte de encontrar la diferencia y encontrar otro camino al ya habitual en tu categoría. ¿Hay normas? Es el momento de cambiarlas. Así de primeras como que el reto asusta pero desde luego te permite asumir ciertos comportamientos que de otra manera no sería posible. Qué dices, cómo lo cuentas, cómo lo pones en marcha. ¿Es esto un coche? No. Ya empezamos. Pero luego dotando de contenidos vas descubriendo nuevas posibilidades.

Me hace especial ilusión que al hablar de este proyecto, se haga en el post 100. Porque lo que es verdad es que después de lo ocurrido hace unas semanas, uno se pone a cien. Y te das cuenta que precisamente al ir descubriendo encuentras algo que realmente sigue yendo más allá. Muchas veces nos quedamos justo en esa epidermis de los proyectos, en ese “ya lo conozco” y sé que como me funcionó puede seguir funcionando. Es precisamente en esa “frontera de lo desconocido” donde surgen las dudas y las preguntas. Es en esa frontera donde está la mayor de la creatividad: las ideas y los conceptos. Luego con la implicación y con la aportación del resto, todo se hace más fácil. ¿Quién se apropia de ello? ¡y qué más da! lo que sí es cierto es que las aportaciones surgen, de muchas partes, de hibridar, de escuchar al otro, de equivocarte y de “tomar referencia” de otros casos que has visto y que pueden ser posibles.

Así que este CIEN acaba poniéndote a CIEN. Pero no por la fecha pero sí porque aprendes a descubrir y a jugar en un terreno que quizá no controles pero por no se sabe muy bien, funciona ¡abracadabra!. No es magia porque ésta es el mundo de la ilusión. Es ese chasquido en el que surgen las cosas, ¡EQUILIQUA! por eso este nombre.

La vida tiene muchos momentos. A veces son repetitivos o no. Otros descubres y aprendes y experimentas. Ciertamente la seguridad ayuda a tu estabilidad mas la frontera de lo desconocido ayuda a tu futuro. Y eso es algo que realmente puede emocionar mucho más. Así que este CIEN lo dedico a esas cosas que realmente te ponen a tope.

_______________________________________________________

La foto es de Flickr, de Diego Silva Galán

9 responses so far

Nov 29 2011

Ideas para qué

Hace unos pocos años alguien me explicó aquello de “hacer más grande el problema“. Se refería al mundo de “la venta”. Me decía que llegado el caso no nos podíamos conformar con escuchar aquello por lo que se nos quería sino que seguramente había una necesidad latente mucho mayor que era preciso descubrir y que ésta siempre era más importante que el problema inicial. Fue una gran lección que me sirvió sirve en la actualidad.

Llevado este argumento al mundo de la comunicación y del branding de hoy, me cuestiono si muchas de las piezas que vemos actualmente resuelven simplemente un problema o si en cambio avanzan hacia un territorio mayor, el de su marca. Estas semanas he estado alerta ante esto y me temo que efectivamente muchas ideas, son sólo ideas de/para publicidad. Nada más.

Conste que no quiero menospreciar a la publicidad ¡¡con todo lo que me gusta y admiro!!… (digo bien alto eso de “soy PUBLICISTA”) pero en los tiempos que corren ya no es suficiente ni simplemente para encontrar una conexión con nuestros públicos. Convendría definir definitivamente qué es eso de la “buena publicidad”, pero desde luego con ser original y atractivo no es suficiente. Ni siquiera creativo. Aaaayyy la creatividad por la creatividad.

Hay apuestas claras y evidentes que se han de hacer. Sobre todo internamente. La pregunta clave es

“¿seguro que esta idea sirve sólo para contar algo o en cambio sirve para desarrollar mi marca?.

La cuestión no es baladí. Porque pasamos de un pequeño problemita –vamos a contar algo– a un problema mayor – ¿y ésto cómo puede afectar a mi marca?-.

Un argumento válido es el que la publicidad es simplemente un punto de contacto más que tenemos con los públicos. Muy importante, sí… pero uno más. Hay grandes marcas que no invierten en publicidad pero en cambio tienen un valor y un capital de marca tan grande (¿verdad Zara?) que no lo necesitan.  Pero el argumento que realmente nos sirve hoy es el de:

  • ¿Estamos abordando un nuevo campo de cara a mi marca?
  • ¿Vamos a lograr la implicación del usuario con este nuevo mensaje acción?
  • ¿Descubrimos un nuevo territorio simbólico para mi marca?
  • ¿Nos acercamos a un nuevo público ofreciéndole algo desconocido hasta el momento?
  • ¿Crecemos como marca o nos quedamos igual que hasta hoy?

No resulta fácil aceptar estas preguntas cuando el lugar de donde provienes es precisamente el de preguntarse “vamos a hacer una campaña”. Claro. Es, a pesar de todo, cómodo. Creo algo divertido, lo cuento muchas veces y seguro que ya consigo que se sigan acordando de mí. El reto en todo ello está en llegar justamente al camino “lateral“: ¿realmente me va a servir para algo nuevo y más importante para mi marca?

Sirva como reflexión dos de los últimos ejemplos que ahora mismo están casi en antena y que a mí, sinceramente, me parecen dos casos evidentes de que no suponen absolutamente nada nuevo para la marca y por lo tanto, si no aportan nada, pasan al baúl del olvido. O mejor dicho: igual les dejamos un hueco en el “diván de las palabras vacías” 😉 : Benetton y Samsung Mobile.

_______________________________________________________

La foto es de Flickr, de soncomocaramelos

6 responses so far

Oct 05 2011

TED marca

Que “las experiencias son memorables” es una frase que adquiere sentido cuando las vives en propia carne. Hay marcas que lo saben vivenciar mejor que otras. Llevaba tiempo buscando referencias en torno al mundo del “conocimiento”, “innovación” y”formación” y era complicado encontrar. Lo cierto es que el mundo de los seminarios-congresos-y-más-jornadas-para-vender-más-que-enseñar está pasando por una sobrecarga tal que va perdiendo interés. Pero lo que uno comprueba vive cuando está ante TED, es totalmente diferente y, sobre todo, inspirador.

TED es una MARCA con mayúsculas, en negrita, en rojo (y ¡cómo no! en ¡Helvética!) destacada allí donde esté. Una iniciativa que lo que pretende es que en un formato “corto” muestres tu idea, tu proyecto, tu negocio… de forma que “inspire” inmediatamente al que está presente. Su exposición es cuidada, sus ponentes, sus espacios de conferencias, su formato, todo. Todo al más mínimo detalle pero sobre todo, lo importante, es que ya no se queda únicamente en que en “un día/un lugar” puedas estar presente o no. Sino que aunque no estés físicamente allí, puedes estar… “presente virtualmente” y en cualquier momento. Incluso ahora mismo.

El pasado viernes estuve presente en TEDex BILBAO. Fantásticamente organizado por unos grandes amigos/compañeros de viaje como Jorge, Antxon, Naiara y Ana entre otros muchos, pude comprobar in situ qué es eso de TED. TODO absolutamente cuidado, cada aspecto del día, está perfectamente enfocado hacia una misma experiencia. Todo alineado para no sólo no defraudar a los asistentes, sino sobre todo para transmitir unos valores implícitos de la marca y de su promesa: IDEAS WORTH SPREADING. Y tanto que merece la pena, sí.

La calidad de las ponencias, bárbara. Todas de ellas inspiradoras y algunas de ellas brillantes. Y un colofón final de catapún-chispún, de la mano de la gente de Mugaritz. Allí pudimos reconocer proeyctos de gente y organizaciones de Euskadi de máximo nivel. Cosas que están ocurriendo, en este momento, y que pretenden estar situadas en la máxima vanguardia: Catedral de Vitoria, Fundación Vicente Ferrer, Salvador López, y nuestro HIRIKO de la mano de una brillante ponencia de Gorka Espiau. Podéis revisar el hastag #tedexbilbao en Twitter para ver la avalancha de comentarios.

En cualquier caso, lo importante no es sólo contaros lo que allí ocurrió, (tenéis que vivirlo, apuntaros la cita para el 2012), sino sobre todo aprender de una marca que ha sido capaz de traspasar fronteras y mantener en cada espacio local la misma identidad, la misma exigencia y la misma experiencia. Es una experiencia porque no es sólo ver que la comunicación está cuidada o no. O por la escenografía en las charlas. O porque sea en inglés. TODO lo que acontece se rodea de un mismo halo en el que te haces sentir en otro contexto diferente. Creo que desde el branding, éste es el aprendizaje (al menos, para mí). Una experiencia es un conjunto de impactos y de sensaciones alineadas con un mismo objetivo: transmitir en cada momento tu propuesta de valor: en este caso, ideas innovadoras (formatos cortos), para todo el mundo (inglés), de forma desenfadada (escenografía limpia donde el protagonista es el que habla) y conectando personas (extenso tiempo para el co-working) y muchas cosas más.

Lo dicho. Enhorabuena a los organizadores de TedEx Bilbao. Una marca a seguir la pista muy de cerca. Os dejo con un video de TED, verdaderamente “chapeux”

No responses yet

Sep 07 2011

Algunas perlas de este verano

Ya estamos de vuelta. Comienza un nuevo curso y siempre hay cosas por recordar en cada verano. Las fotos nos lo vuelven a traer casi como si estuviéramos en ese instante. Pero de algunas lecturas que he realizado en estos días, comparto algunas notas que he señalado como interesantes, por cualquier motivo. De esas cosas que dices: “aquí hay miga”. A ver qué os parecen:

“Nuestra Tierra a la mesa. Claves históricas de la Gastronomía Vasca.”. Fernando González de Heredia “Tote”. Editorial AZTI Argitaletxea. 2010

  • “Pero le quedaba la parte más difícil, como era la de convencer al pueblo llano. Para ello, puso guardianes alrededor de todo el campo en donde tenía sembradas las patatas, y los quitaba por la noche. Con esta iniciativa logró convencer al pueblo de que, un producto tan bien custodiado tenía que ser muy bueno, y éstos no se amedretaron a la idea y al hecho de reobarlas durante la noche para probar sus cualidades. De esta forma tan peculiar, la patata no tardó un año en ser cultivada y conocida en todo París”.
  • “Seguirán existiendo gustos y preferencias sobre un tipo u otro de cocina. Pero, con una salvedad, que poco no es sinónimo de mal y que los cocineros son artistas o deberían de serlo, todos sin excepción, capaces de crear presentaciones y sabores, dosificarlos y administrarlos para satisfacer nuestros gustos. Éste es uno de los motivos por los que siempre que a mí me preguntan: ¿qué tipo de cocina te gusta más, la tradicional o la moderna? Mi respuesta es tajante: ¡La buena! Sin olvidarnos de principio: “la cocina consiste en que las cosas sepan a lo que son”.

“La reconciliación con el consumidor”. Julio Wallowits y Pau Virgili. Editorial EMPRESA ACTIVA. 1ª edición. Mayo 2011

  • “Para un consumidor, no puede ser más fácil no comprar que comprar”
  • “Sólo si las organizaciones e instituciones públicas se acostumbran a ser menos temerosas de la opinión pública podrán quedarse tranquilas. Pero se siguen tapando y encubriendo se quedarán desnudas. La transparencia es más rentable que el control”
  • “El mensaje de una compañía líder de innovación es el mismo que dio Enrique V a sus soldados antes de la batalla de Agincourt: “daré un salvoconducto a aquél que me lo pida, porque no quiero morir con quien no quiera morir conmigo”
  • “La reconciliación de las compañías con sus consumidores garantiza la consecución de una serie de valores que engloban el cuidado por la calidad del producto, el respeto por el medio ambiente, la lucha por un lugar de trabajo ejemplar, el refuerzo de la comunidad ciudadana y la creación de empleo como gran aportación de valor”
  • “No se trata sólo de que la marca tenga que estar reconciliada con sus consumidores para poder seguir existiendo, se trata de que viva reconciliada con el entorno en general para que su existencia afecte la realidad de la manera más provechosa posible tanto para ellos como para su entorno”.
  • “Hay que dejar definitivamente de lado el lenguaje de la guerra para empezar a utilizar el lenguaje de la red. La relación con el consumidor tiene que evolucionar hacia una relación de iguales, en la que la marca y cliente comparten información de modo transparente, en la que el diálogo es auténtico y no manipulado y en la que la marca, después de escuchar y pensar, le aporta valor real al consumidor partiendo de la innovación”

“La estrategia del pingüino”. Antonio Núñez. Editorial Conecta. 1ª edición Mayo 2011

  • “El estudio de la Universidad of British Columbia en 2010 demuestra que en sociedades donde se intercambian o venden mercancías y bienes a gran escala, los individuos tuvieron que desarrollar nuevas formas de construir confianza. Los grupos sociales que aprendían a desarrollar confianza hacia los desconocidos -imprescindible para el comercio a gran escala-obtenían más ventjas y compensaciones que los grupos sociales que restringían el comercio a operaciones entre familiares”
  • “La preocupación principal ahora es que el fondo y la forma de los mensajes inviten y faciliten al destinatario el proceso de compartir los e mensajes con sus redes socaiales. La simplicidad gana al artificio seductor”
  • Los miembros de las redes sociales no desarrollamos vínculos emocionales con máquinas de discurso perfecto sino con personas con virtudes y defectos y con sus particulares formas de comunicar”.

Por supuesto que recomiendo leer dichos libros. Hay más cosas y muy interesantes.

P.D.: Esta vez la foto es mía. Una camiseta que se vendía en una tienda de souvenirs en Astorga (León).

No responses yet

Sep 22 2009

Si cuesta, sabe mucho mejor

20090920elpepudep_29

España de basket, la comúnmente bautizada como la ÑBA, ya es “Campeona de Europa”. Después de muchos intentos, esta genial generación del 80 ha logrado alzarse con el torneo más complicado del basket mundial, el Campeonato de Europa. Liderados por un inconmesurable Pau Gasol, y seguido por sus compañeros de “adolescente”, Navarro, Felipe Reyes, Raúl López, Carlos Cabezas… y con el complemento de la veteranía de Jorge Garbajosa, el desparpajo de Rudy, Ricky Rubio y Llull, más la aportación de Marc Gasol, Mumbrú y Claver, este equipo ha vuelto a lograr un éxito en toda la regla.

Lo importante de este triunfo, además de la tan ansiada medalla de oro, ha sido el CÓMO se ha logrado. No ha sido totalmente planificado, porque lo que ocurrió durante la primera semana del campeonato no dejó indiferente a nadie. Todo lo contrario. Preocupación a raudales, dudas, rumores… en torno al equipo. Nadie nos creíamos lo que estaba ocurriendo. No era posible.

Pero no se sabe de dónde (aunque se intuye…) ni cómo, el equipo pasó de ser un mar de dudas a ese equipo que empezó a maravillarnos desde el Mundial de Japón y nos ha ido enamorando en todo este tiempo.

Desde “mi” punto de vista, se han dado varias condiciones:

Liderazgo: encarnado en la figura de Pau Gasol. Lo ha logrado TODO, y con su compromiso antes, durante y después con este grupo ha logrado que todo el equipo siga su camino y “no le defraude”. Él apretaba a sus compañeros, él les arengaba y él tomaba la responsabilidad en los malos momentos (Gran Bretaña y Lituania, concretamente)

Identidad: he repetido este término unas cuántas veces en este espacio. Cuando el equipo ha sido totalmente fiel a SU estilo, a esa “anarquía organizada”, ha logrado recuperar sus sensaciones y volver a lo que fue. Si algo le define a este equipo es un estilo muy peculiar, descarado, intenso, inteligente, l-i-b-r-e, que les ha dado todos los éxitos. Parecía en la primera semana que este equipo estaba demasiado encorsetado, previsible, estático, apático… no era normal, ¡¡¡algo estaba pasando!!!

Inteligencia-paciencia: la demostrada por Scariolo. Un entrenador meticuloso, eminentemente táctico, ha evolucionado en sus estrategias en el propio campeonato. No sé si obligado por las circunstancias o generado por la “terapia de grupo”. El caso es que el propio entrenador se ha convertido en un coach, papel éste esencial sobre todo en una selección. Tienes el talento. Marcas el objetivo conjuntamente. Estableces las reglas. El resto, trabajo y hacer las cosas como se sabe.

Ambición: recuperar el tiempo perdido, recuperar, desear y aunar a la gente a la causa, y sobre todo, QUERER lograr el objetivo. A veces se marcan pautas e ideas, pero no hay problema de aPtitud (conocimiento), sino de aCtitud (carácter). Y esto es lo que esta selección se digno a poner encima de la mesa en cada momento. Veremos el futuro qué deparará a este equipo. Retos hay. Pero la edad avanza

Por eso, esta medalla de oro tiene valor doble triple: no sólo por no haberla logrado nunca, ni por ser el galardón que faltaba sino sobre todo por las CIRCUNSTANCIAS que se produjeron en el campeonato.

Me alegro muchísimo. He disfrutado muchísimo. He aprendido muchísimo. De basket y de otros aspectos intangibles. De ver un poco más allá de un balón, 5 jugadores de campo por equipo y todo un equipo y staff detrás. Hay muchas cosas las que aparecen en el mundo de la gestión de los equipos. Y todas ellas importantes. Pero qué importante es reconocer alguna de ellas. No es fácil (como lo vimos en la primera semana) pero la recompensa sabe mucho mejor. ¡¡¡Felicidades!!!

No responses yet

Jun 03 2009

El libro gordo de PEP

tocandocas

Por unanimidad colectiva, el gran triunfador de esta temporada deportiva (y no sólo futbolística) no es sólo el F.C.Barcelona… es PEP GUARDIOLA. No me extenderé en exponer los motivos pero creo que la lección dada por Pep a todos nosotros, no sólo desde la óptica del deporte sino desde el ámbito de la gestión es magistral, cum-laude, o como lo queramos denominar.

Primero de todo, el haber pasado por ser primero jugador, en un puesto relevante para el equipo, le ha dado un conocimiento y un comportamiento hacia sus jugadores donde ha sido capaz de dar-recibir (la famosa frase del “palo y la zanahoria” de Manel Comas), imponer disciplina de trabajo y esfuerzo, pero también le ha hecho convertirse en un firme defensor público de sus jugadores y de su estilo de juego. Este carácter le ha permitido ganarse la total confianza y el más absoluto de los respetos de sus jugadores: creían a pie juntillas su propuesta.

Segundo, ha sido siempre fiel a su estilo, a su identidad, nunca ha renunciado a aportar una “manera de hacer” las cosas que les podría asegurar el éxito. Más que esperar el fallo del rival, la propuesta de Pep y de sus jugadores era la de potenciar las capacidades del grupo.

Tercero, respeto, respeto y respeto. Pedía respeto para sus jugadores, para su trabajo, para el contrario, para… para todo. El respeto es la actitud principal desde la que parte la propuesta. El rival existe, hay que vencerle… y una vez derrotado, se sigue con la misma actitud. Eso ha generado una actitud generalizada de creencia en tu trabajo diario, en tu esfuerzo constante y en reconocer que el otro también compite, pero que tu propuesta es capaz de vencerle.

Cuarto, compartir filosofía de la organización a la que perteneces. Sólo así eres capaz de apostar por los jóvenes, por integrar al “otro” y por sensibilizar a que el grupo representa un estilo, una institución y una organización con mucha gente trabajando en la sombra, pero absolutamente esencial para el resultado final.

Quinto, pasión por tu trabajo. por lo que cuentan es un trabajador incansable, estudioso de lo que puede acontecer en el campo… sólo así se es capaz de proponer soluciones y motivar al grupo para el enfrentamiento semanal. Creo firmemente que la labor del entrenador es la de ofrecer constantemente soluciones al grupo, nuevas posibilidades, bien trabajadas (nada de ocurrencias…). Al final tu conocimiento, tu pasión y las cualidades de tu equipo puestos en el mismo plano hacen que la victoria esté más cerca.

Finalmente, la insistencia en los detalles. Chapeau por la motivación extra, chapeau por la humildad y honestidad, chapeau por ceder el protagonismo a quien lo tiene y chapeau por la lección mostrada.

Petete tenía razón: “el libro gordo te enseña, el libro gordo entretiene y yo te digo contenta hasta la clase que viene”. El reto viene a partir de ahora. Pero por el momento disfrutemos y reflexionemos sobre las habilidades y competencias que debemos trabajar todos, estemos en el lado que estemos, dirección, operativa, etc… porque este año hemos recibido gratis semanalmente clases magistrales.

8 responses so far

May 27 2009

Yoísmo

Published by under personal,Reflexiones

shutterstock_2235841

Pensaba que había inventado un término, pero no es así. Da igual.

Viendo día a día las consecuencias del descomunal descalabro del modelo económico y social, surge de vez en cuando la reflexión de las causas y sus expresiones. Y una de ellas es que se ha estado primando y premiando al logro individual, al éxito desorbitado, al corto-placismo, a lo de mañana. No es tanto lo que logra, que a menudo es ridículo, sino sobre todo el reconocimiento de quien lo logra, también denominado el/la “LISTO”. Lo importante era es qué puedo hacer para lograr algo que me beneficie absolutamente, cómo le doy la vuelta a la situación para salir totalmente beneficiado, … vamos, como las estrategias que se daban dan en “Gran Hermano” para lograr que le nominen al otro, “comerle la oreja” al de al lado con una media verdad y así provocar la reacción de un 3º, siempre favorable. ¡¡¡ Maquiavelo en estado puro, en el siglo XXI !!!… Consecuencia: desconfianza, desinterés, hastío… y de todo ello, una solución muy poco halagüeña, vamos. El principio sobre el que se sustenta determinadas actitudes son las de “…y yo de esto que me dices, qué gano…”.

Luego hay otras versiones relacionadas con esta “personalidad”: el “yo-también” y el “yo-tampoco”. Cual “parásitos”, es la típica reacción de alguien que vive junto al “LISTO” tratando de beneficiarse de su estrategia, apoyando y/o desaprobando sus acciones, sin espíritu crítico, pero cuidándose mucho de no molestar para seguir teniendo beneficio propio sin apenas esfuerzo.

No creo que estemos en un momento en el que se siga premiando estas actitudes. La realidad y el futuro van a provocar grandes cambios y espero que del “yo-ísmo” pasemos al “nosotroismo” (¡¡¡menudo vocablo!!!)… porque del esfuerzo de un colectivo con intereses comunes, el beneficio será común y compartido. Porque los recursos son los que son y todo deberá ser realizado pensando en lo que dejamos para los demás y en la estrategia “ganar-ganar”. Se inpone una nueva etapa donde pasemos de un único espacio de relación a la suma de espacios coordinados de relaciones (¿qué son pues las redes sociales?) y de intereses comunes y compartidos, una nueva puesta en valor de los valores más humanistas y, espero, que sea verdad todo ello.

Como un ejemplo concreto, desconozco el número de iniciativas totales que han salido de la última acción que se ha promovido desde Innobasque, los WOKA Euskadi, pero en la que participé, una de las iniciativas e ideas que surgió en común era que se debía dar un cambio cultural y moral de los ciudadanos, más pensando en los demás, en el beneficio global y en conceptos como la racionalidad, la sostenibilidad y el equilibrio.

Como una vez me comentaron, hay que pasar de ensalzar al “listillo” a volver a valorar al “inteligente”. Espero que el yo-ísmo vaya pasando a los anales de la historia como uno de los muchos motivos que posibilitaron el cambio hacia una sociedad mejor.

8 responses so far

Next »