May 27 2009

Yoísmo

Published by at 12:47 am under personal,Reflexiones

shutterstock_2235841

Pensaba que había inventado un término, pero no es así. Da igual.

Viendo día a día las consecuencias del descomunal descalabro del modelo económico y social, surge de vez en cuando la reflexión de las causas y sus expresiones. Y una de ellas es que se ha estado primando y premiando al logro individual, al éxito desorbitado, al corto-placismo, a lo de mañana. No es tanto lo que logra, que a menudo es ridículo, sino sobre todo el reconocimiento de quien lo logra, también denominado el/la “LISTO”. Lo importante era es qué puedo hacer para lograr algo que me beneficie absolutamente, cómo le doy la vuelta a la situación para salir totalmente beneficiado, … vamos, como las estrategias que se daban dan en “Gran Hermano” para lograr que le nominen al otro, “comerle la oreja” al de al lado con una media verdad y así provocar la reacción de un 3º, siempre favorable. ¡¡¡ Maquiavelo en estado puro, en el siglo XXI !!!… Consecuencia: desconfianza, desinterés, hastío… y de todo ello, una solución muy poco halagüeña, vamos. El principio sobre el que se sustenta determinadas actitudes son las de “…y yo de esto que me dices, qué gano…”.

Luego hay otras versiones relacionadas con esta “personalidad”: el “yo-también” y el “yo-tampoco”. Cual “parásitos”, es la típica reacción de alguien que vive junto al “LISTO” tratando de beneficiarse de su estrategia, apoyando y/o desaprobando sus acciones, sin espíritu crítico, pero cuidándose mucho de no molestar para seguir teniendo beneficio propio sin apenas esfuerzo.

No creo que estemos en un momento en el que se siga premiando estas actitudes. La realidad y el futuro van a provocar grandes cambios y espero que del “yo-ísmo” pasemos al “nosotroismo” (¡¡¡menudo vocablo!!!)… porque del esfuerzo de un colectivo con intereses comunes, el beneficio será común y compartido. Porque los recursos son los que son y todo deberá ser realizado pensando en lo que dejamos para los demás y en la estrategia “ganar-ganar”. Se inpone una nueva etapa donde pasemos de un único espacio de relación a la suma de espacios coordinados de relaciones (¿qué son pues las redes sociales?) y de intereses comunes y compartidos, una nueva puesta en valor de los valores más humanistas y, espero, que sea verdad todo ello.

Como un ejemplo concreto, desconozco el número de iniciativas totales que han salido de la última acción que se ha promovido desde Innobasque, los WOKA Euskadi, pero en la que participé, una de las iniciativas e ideas que surgió en común era que se debía dar un cambio cultural y moral de los ciudadanos, más pensando en los demás, en el beneficio global y en conceptos como la racionalidad, la sostenibilidad y el equilibrio.

Como una vez me comentaron, hay que pasar de ensalzar al “listillo” a volver a valorar al “inteligente”. Espero que el yo-ísmo vaya pasando a los anales de la historia como uno de los muchos motivos que posibilitaron el cambio hacia una sociedad mejor.

8 responses so far

8 Responses to “Yoísmo”

  1. chile logelaon 28 May 2009 at 10:20 pm

    De David Mangana (Diario de Álava) http://www.chilelogela.com/2008/12/bailar-el-yo-yo/

    Es cierto que los años 80 destacaban al tiburón, lo 90 premiaron en exceso el individualismo y de esos dos polvos tenemos éstos lodos… Hoy en día, en el sector emprendedor sigue siendo un valor en alza tanto el cainismo como ser un lobo solitario. El libro negro del emprendedor (Fernando Trías de Bes) que es libro de cabecera de muchos, anima a echarse al mar en tu barca sólo, lo cual no es demasiada buena idea con la marejada que está habiendo actualmente.

    Por otro lado el mismo concepto de corporaciones o “corporativo” es competitivo, hermético, juega al despiste… y creo que uno de los cambios que veremos en breve es el disipar la barrera “corporativa” (ojo, no la marca, que como valor estratégico sigue y seguirá teniendo su peso… va con la humanidad) en lo que denominó El Agorante Aberrante en su blog ( http://elagoranteaberrante.nireblog.com/post/2009/05/17/woka-euskadi-09 ) nace el modelo persona, los proyectos entre uniones temporales de personas, al igual que hemos hecho hasta ahora con las uniones temporales de empresas a la hora de presentarnos a concursos, solicitar subvenciones, etc. Las empresas abren sus puertas a otros que antes eran competidores, ahora son colaboradores o partners.

    Las personas que colaboran para proyectos porque sólos no pueden, o mejor aún, juntos son más que la suma de ellos, comparten toda la información, se cuentan las ideas, viven el mismo net-o-sistema (palabro!) o red de contactos, se alimentan de las mismas fuentes, comparten su delicious, se recomiendan libros, etc. y funcionan desde la transparencia.

    El yo-ismo es desconfiado, egoista, de los de matar la gallina de los huevos de oro. El nosotrosismo le da grano de calidad, le canta canciones y por lo general reparte más y mejores beneficios económicos y de los otros, que cada vez pesan más (salario emocional, realización)

    Hay que dar ese salto, olvidando el canibalismo ochentero, tomando el talento de los 90, el networking del milenio y con todos esos ingredientes construir el nuevo paradigma actual que une talento, red, compromiso, ecología, sostenibilidad, progreso, eficiencia, etc.

  2. Juanjo Brizuelaon 03 Jun 2009 at 12:19 am

    plas, plas, plas… sólo me queda aplaudir… gracias

  3. El Agorante Aberranteon 15 Jun 2009 at 7:04 pm

    Sólo una línea para darle las gracias a Chile por la referencia y por sus palabras y un saludo Juanjo.

  4. Juanjo Brizuelaon 15 Jun 2009 at 11:49 pm

    Bienvenido a esta casa…

  5. equiliqua » Tonifícateon 16 Feb 2010 at 6:35 pm

    […] beneficios, nuestras soluciones, nuestras idas, nuestras venidas, nuestro, nuestro, nuestro…yo, yo, yo. Esta vorágine informativa ha llegado a que los consumidores demos la espalda a muchas marcas. […]

  6. equiliqua » Es mío, sólo míoon 02 Dic 2010 at 8:49 am

    […] es absurda. De esa sensación de posesión y “egoísmo” desacerbado (ya hablé de ello antes) ¡Las marcas son de los consumidores!, no lo olvidemos… más allá de nuestra intención. Están […]

  7. […] viendo que cuando hablamos de Plan de Comunicación estamos haciéndolo principalmente desde el yo-ísmo más absoluto, como en esa esfera personal, ese único mundo, trino y uno a la vez, que somos […]

  8. […] ha sido siempre la organización, la empresa, el producto/servicio. En su día hablamos de ello: el YOÍSMO se instalaba en un escenario donde prácticamente la conversación se diluye, los monólogos […]

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply