oct 29 2015

Si tu CEO fuera experto en marca

Published by under branding,gestión

Idee - Vater - Sohn

Siguiendo con la reflexión de la semana pasada sobre los diversos tipos de directiv=s que se encuentran hoy en las organizaciones, y cómo enfocan su visión de marca desde su punto de vista, el ejercicio interesante sería el de pensar sobre cómo debiera ser un/a directiv= ideal para quienes trabajamos en esto de las marcas y la comunicación día tras día. Así que en una hoja en blanco fui realizando un retrato robot de cómo debería ser un CEO que tuviera un enfoque más centrado desde el branding y me salieron las siguientes características:

    • visión sistémica de la organización: la organización es un ente sistémico, donde cada parte influye constantemente en relación con las demás, lo que provoca que se produzcan constantes interrelaciones entre la estructura pero sobre todo entre las personas de la misma. Interrelaciones personales y organizacionales, donde se produce intercambio de información que se convierte en conocimiento para tomar posteriormente las correctas decisiones al respecto
    • focalizad= en el propósito del proyecto empresarial: los recientes modelos de gestión han bebido de una orientación basada en la calidad donde misión, visión y valores han sido una constante fundamental para muchas organizaciones pero se han quedado en una mera declaración de intenciones. El propósito combina todo ello y, como todo proyecto cuando se inicia, tiene una clara intencionalidad inicial. El “por qué” se puso en marcha ese proyecto resulta en la mayor parte de los casos como el principio fundamental de todo proyecto empresarial. Ser fiel a ese propósito es el hilo conductor de las actuaciones internas y externas de las compañías
    • visión humanista: retomo un concepto extraordinario que trabajó mi colega Amalio Rey, sobre el “management humanista” (que recomiendo leer) porque más allá de los numerosos matices sobre este concepto hay dos que son esencialmente claves en este enfoque, desde mi punto de vista:
      • la persona en el CENTRO y su riqueza desde la diversidad: personas, personas y personas. Internamente porque serán ellas y sólo ellas quienes hagan realidad cada paso que se de en la organización, más allá del valor tecnológico, de innovación y de producto que estemos trabajando. Y externamente, porque como dijo alguna vez un amigo periodista que trabajaba en la radio: “pienso que estoy hablándole a una sola persona que me está escuchando y tengo que conseguir que me siga escuchando”. Esta mirada es esencial.
      • la racionalidad y la emocionalidad, lo analítico y lo creativo, todo al mismo tiempo: El fin no justifica los medios…porque es el proceso y su recorrido el que me ayudará a llegar hasta el fin siendo más valioso que el propio fin. Y para llegar a ello, se conjugan ambos hemisferios (como le llama Amalio).
    • centrado en cada experiencia vivida: cada momento vivido suma a la experiencia. Cada detalle cuenta. Cada palabra resuena con fuerza. Del “TODO COMUNICA” (hasta el silencio) al “TODO CONSTRUYE MARCA“. Y del otro lado, cualquier aspecto negativo vivido, exigirá un sobreesfuerzo por modificar esa percepción, donde cada paso, cada momento es importante. Vivimos en un mundo de experiencias vividas. Y esas experiencias adquieren un valor extraordinario en el momento en que son compartidas y forman parte de la prescripción. Es ahí que la experiencia se torna en esencial.
    • con habilidades digitales: más allá del debate sobre identidad personal digital e identidad colectiva, del que se habla y se hablará mucho, en los tiempos de hoy no es concebible que un/a directivo/a viva al margen de la realidad digital en su quehacer diario, tanto personal como profesional. Sin llegar aún al 100%, hoy las referencias y recomendaciones vienen muy de la mano de la reputación ganada en la red y de tu comportamiento en la misma. Saber manejarse en todo ello, pero no solamente en el uso de un navegador de internet, o de unas apps adecuadas en tu smartphone o en un tu tablet, sino lo que supone lo digital de transparencia y privacidad, conversaciones, tratamiento de información y actitud de escucha, es clave en el desarrollo de habilidades y competencias directivas. Si alguien pretende vivir al margen de esta nueva “era digital” debería empezar a buscar otro hueco en otra profesión. Hoy pero sobre todo mañana, “lo digital” será un compendio de habilidades y competencias esenciales para las tareas directivas. Y ahí la identidad de marca y su reputación pero sobre todo las conversaciones distribuidas serán claves.

    • capacidad social y de empatía: derivado de sus habilidades humanistas, la capacidad de relacionarse con otras personas, la habilidad del discurso y de la conversación, el perder el miedo a la exposición, lo que en el mundo educativo le llaman “inteligencias múltiples” y saber responder a cada una de ellas correctamente, todo ello redunda en una mayor capacidad de cercanía con la consecuencia de sumar voluntades y capacidades al propósito común.
    • gestión de datos externos y toma de decisiones: quizá hoy en día precisamente sean los datos que manejan los equipos directivos la clave de muchos proyectos. Pero más allá quizá de esta visión economicista, los “data”, la capacidad de generar y extraer información pero sobre todo su tratamiento en forma de acciones segmentadas, serán clave. Un buen sistema de obtención de datos, del famoso “data” es clave para muchas decisiones. La escucha activa es fundamental, los diferentes métodos para la fidelización (NPS, Forrester, etc) lo son aún más, las tendencias… se sumarán en el quehacer diario. Todo ello permite una nueva palabra esencial: microsegmentación
    • construir y desarrollar red: la “soledad del directiv=” debe dar paso a la “compañía del directiv=”. Hoy y mañana serán claves la participación de personas que formen parte de una red que permita desarrollarse y hacer desarrollar al resto. La red, algo que hablamos para el trabajo del futuro a nivel externo, debe convertirse en algo esencial hasta a nivel interno. De esa capacidad de empatía previa y social, se concluirá en esta capacidad
    • PENSAR Y ACTUAR DESDE MARCA: Pensar en que las decisiones, muchas de ellas, están basadas en lo que piensan el resto de personas acerca de tu marca, de tu organización. Es un intangible decisivo y decisor. El problema no será tanto disponer de soportes de comunicación como hasta ahora sino de disponer de argumentos, de significados que sean tractores en las tomas de decisión. Y esos significados se trasladan de dentro a fuera y no sólo para transacciones económicas sino para generar una cultura alrededor de la marca, compartida y compartible. Más que nunca es preciso pensar en esos significados y sobre todo en lo que hemos denominado Brand Share Proposition, es decir, aquella/s parte/s de la marca que serán compartidas por los demás porque se han convertido en relevantes. Más que nunca debemos de pensar en la marca como CULTURA compartida y vivida y no como mero intercambio de bienes.

Como decía aquél, todo comienza desde esta frase: “QUERIDOS REYES MAGOS”… y sí, porque quizá sea una odisea pensar en ello pero no me resisto a desear que estos perfiles serían ideales para trabajar con y desde la Marca. ¿Te parece?

____________________________________________________________

La foto de inicio es de Flickr, de Kai C. Schwarzer

No responses yet

sep 22 2009

Si cuesta, sabe mucho mejor

20090920elpepudep_29

España de basket, la comúnmente bautizada como la ÑBA, ya es “Campeona de Europa”. Después de muchos intentos, esta genial generación del 80 ha logrado alzarse con el torneo más complicado del basket mundial, el Campeonato de Europa. Liderados por un inconmesurable Pau Gasol, y seguido por sus compañeros de “adolescente”, Navarro, Felipe Reyes, Raúl López, Carlos Cabezas… y con el complemento de la veteranía de Jorge Garbajosa, el desparpajo de Rudy, Ricky Rubio y Llull, más la aportación de Marc Gasol, Mumbrú y Claver, este equipo ha vuelto a lograr un éxito en toda la regla.

Lo importante de este triunfo, además de la tan ansiada medalla de oro, ha sido el CÓMO se ha logrado. No ha sido totalmente planificado, porque lo que ocurrió durante la primera semana del campeonato no dejó indiferente a nadie. Todo lo contrario. Preocupación a raudales, dudas, rumores… en torno al equipo. Nadie nos creíamos lo que estaba ocurriendo. No era posible.

Pero no se sabe de dónde (aunque se intuye…) ni cómo, el equipo pasó de ser un mar de dudas a ese equipo que empezó a maravillarnos desde el Mundial de Japón y nos ha ido enamorando en todo este tiempo.

Desde “mi” punto de vista, se han dado varias condiciones:

Liderazgo: encarnado en la figura de Pau Gasol. Lo ha logrado TODO, y con su compromiso antes, durante y después con este grupo ha logrado que todo el equipo siga su camino y “no le defraude”. Él apretaba a sus compañeros, él les arengaba y él tomaba la responsabilidad en los malos momentos (Gran Bretaña y Lituania, concretamente)

Identidad: he repetido este término unas cuántas veces en este espacio. Cuando el equipo ha sido totalmente fiel a SU estilo, a esa “anarquía organizada”, ha logrado recuperar sus sensaciones y volver a lo que fue. Si algo le define a este equipo es un estilo muy peculiar, descarado, intenso, inteligente, l-i-b-r-e, que les ha dado todos los éxitos. Parecía en la primera semana que este equipo estaba demasiado encorsetado, previsible, estático, apático… no era normal, ¡¡¡algo estaba pasando!!!

Inteligencia-paciencia: la demostrada por Scariolo. Un entrenador meticuloso, eminentemente táctico, ha evolucionado en sus estrategias en el propio campeonato. No sé si obligado por las circunstancias o generado por la “terapia de grupo”. El caso es que el propio entrenador se ha convertido en un coach, papel éste esencial sobre todo en una selección. Tienes el talento. Marcas el objetivo conjuntamente. Estableces las reglas. El resto, trabajo y hacer las cosas como se sabe.

Ambición: recuperar el tiempo perdido, recuperar, desear y aunar a la gente a la causa, y sobre todo, QUERER lograr el objetivo. A veces se marcan pautas e ideas, pero no hay problema de aPtitud (conocimiento), sino de aCtitud (carácter). Y esto es lo que esta selección se digno a poner encima de la mesa en cada momento. Veremos el futuro qué deparará a este equipo. Retos hay. Pero la edad avanza

Por eso, esta medalla de oro tiene valor doble triple: no sólo por no haberla logrado nunca, ni por ser el galardón que faltaba sino sobre todo por las CIRCUNSTANCIAS que se produjeron en el campeonato.

Me alegro muchísimo. He disfrutado muchísimo. He aprendido muchísimo. De basket y de otros aspectos intangibles. De ver un poco más allá de un balón, 5 jugadores de campo por equipo y todo un equipo y staff detrás. Hay muchas cosas las que aparecen en el mundo de la gestión de los equipos. Y todas ellas importantes. Pero qué importante es reconocer alguna de ellas. No es fácil (como lo vimos en la primera semana) pero la recompensa sabe mucho mejor. ¡¡¡Felicidades!!!

No responses yet

sep 05 2009

Cree en lo que haces

shutterstock_36296869

A falta de casi un mes para la decisión final sobre quien albergará los Juegos Olímpicos del 2016, el COI ha hecho su valoración previa a este acto. Y el tema está al menos “complicado”. Ninguna de las 4 sedes, Tokyo, Rio, Chicago y Madrid, parece que parte con ventaja sobre las demás y sí, en cambio, hay más puntos negros en cada candidatura, lo que hace que prever cuál es la favorita se antoja difícil.

Es como realizar un pretest de producto a una serie elegida de consumidores para que lo vean, lo prueben, lo toqueteen, lo manoseen, vamos… que jueguen con él un rato, que experimenten con todos los puntos de contacto de esa marca y, como ocurre en muchos casos en el mundo de la investigación, haya más lagunas que beneficios. Es lo que tiene el consumidor. De entrada, siempre le da más miedo probar cosas y por eso mantiene una actitud defensiva. Y eso, que en el caso de las presentaciones de cada una de las candidaturas, a los miembros “redactores” del informe, se les agasajó de una forma ciertamente escandalosa “curiosa”.

Si la estrategia del COI es querer mantener la incertidumbre hasta el último momento, cual programa de televisión, que para darte una exclusiva lo deja para el final, mete un break de publicidad, etc… lo ha logrado. Sin duda. Todo son especulaciones. Todo es publicity. Reacciones. Comentarios. Prisas. Achaques de uno a otro (aaayyy, la condición humana…).

Lo que también es verdad es que es ahora cuando se duda de tu producto y ése no es el camino correcto. Si crees en tu producto, sigue con él. Ten en cuenta los comentarios vertidos sobre él, muchos de ellos son aspectos que se pueden mejorar (y más a casi 7 años vista), pero sobre todo, cree en tu propia marca. En lo que representa. En cada uno de los vértices y aspectos de su gestión diaria y manten la coherencia y consistencia de la propuesta. La investigación te ayuda a reducir riesgos, y es difícil que pueda descubrir una nueva conducta en el consumidor sobre el futuro, porque ni él lo sabe, le da miedo la innovación y son muy pocos los que ven la tendencia. Pero sobre todo, reitero, cree en tu producto. Cree en tu marca.

Y ahora mismo, quien más fé tiene en sí mismo es la gente de Rio2016. El resto, duda. Duda mucho. Al resto le faltan puntos importantes. Pero eso no es problema. El problema es CREER.

No responses yet

jun 03 2009

El libro gordo de PEP

tocandocas

Por unanimidad colectiva, el gran triunfador de esta temporada deportiva (y no sólo futbolística) no es sólo el F.C.Barcelona… es PEP GUARDIOLA. No me extenderé en exponer los motivos pero creo que la lección dada por Pep a todos nosotros, no sólo desde la óptica del deporte sino desde el ámbito de la gestión es magistral, cum-laude, o como lo queramos denominar.

Primero de todo, el haber pasado por ser primero jugador, en un puesto relevante para el equipo, le ha dado un conocimiento y un comportamiento hacia sus jugadores donde ha sido capaz de dar-recibir (la famosa frase del “palo y la zanahoria” de Manel Comas), imponer disciplina de trabajo y esfuerzo, pero también le ha hecho convertirse en un firme defensor público de sus jugadores y de su estilo de juego. Este carácter le ha permitido ganarse la total confianza y el más absoluto de los respetos de sus jugadores: creían a pie juntillas su propuesta.

Segundo, ha sido siempre fiel a su estilo, a su identidad, nunca ha renunciado a aportar una “manera de hacer” las cosas que les podría asegurar el éxito. Más que esperar el fallo del rival, la propuesta de Pep y de sus jugadores era la de potenciar las capacidades del grupo.

Tercero, respeto, respeto y respeto. Pedía respeto para sus jugadores, para su trabajo, para el contrario, para… para todo. El respeto es la actitud principal desde la que parte la propuesta. El rival existe, hay que vencerle… y una vez derrotado, se sigue con la misma actitud. Eso ha generado una actitud generalizada de creencia en tu trabajo diario, en tu esfuerzo constante y en reconocer que el otro también compite, pero que tu propuesta es capaz de vencerle.

Cuarto, compartir filosofía de la organización a la que perteneces. Sólo así eres capaz de apostar por los jóvenes, por integrar al “otro” y por sensibilizar a que el grupo representa un estilo, una institución y una organización con mucha gente trabajando en la sombra, pero absolutamente esencial para el resultado final.

Quinto, pasión por tu trabajo. por lo que cuentan es un trabajador incansable, estudioso de lo que puede acontecer en el campo… sólo así se es capaz de proponer soluciones y motivar al grupo para el enfrentamiento semanal. Creo firmemente que la labor del entrenador es la de ofrecer constantemente soluciones al grupo, nuevas posibilidades, bien trabajadas (nada de ocurrencias…). Al final tu conocimiento, tu pasión y las cualidades de tu equipo puestos en el mismo plano hacen que la victoria esté más cerca.

Finalmente, la insistencia en los detalles. Chapeau por la motivación extra, chapeau por la humildad y honestidad, chapeau por ceder el protagonismo a quien lo tiene y chapeau por la lección mostrada.

Petete tenía razón: “el libro gordo te enseña, el libro gordo entretiene y yo te digo contenta hasta la clase que viene”. El reto viene a partir de ahora. Pero por el momento disfrutemos y reflexionemos sobre las habilidades y competencias que debemos trabajar todos, estemos en el lado que estemos, dirección, operativa, etc… porque este año hemos recibido gratis semanalmente clases magistrales.

8 responses so far

abr 02 2009

A la espera…mientras nos movemos

shutterstock_26374357

Ha comenzado el G-20. Lo cierto es que hay demasiadas esperanzas en lo que pase en Londres con los “grandes países”, algunos de los que seguramente sean “co-responsables” de la situación de crisis económica global y actual. Algunos que además enfrentan sus cartas y sus papeles (¿¿no será mejor que todos tiremos del carro, oiga??

Pero está el “factor Obama”. El Obama en el que mucha gente ha hemos puesto sus esperanzas. Es curioso que se confíe en un nuevo dirigente por lo que ello supone: confirmar la “supremacía” de Estados Unidos como potencia mundial y reconocer que la calidad de los “dirigentes” políticos actuales es insuficiente. Es curioso que estemos esperando a las decisiones que allí se tomen como la “solución” a nuestro presente tan angustioso para muchísima gente y vislumbre un futuro algo más positivo. No hay ni pizca de optimismo. Ni pizca.

¿Y mientra tanto por aquí? Moverse, moverse, moverse. No queda otra. Y no hay tiempo que perder, aunque tengamos la sensación de que se está perdiendo tiempo que puede ser precioso para muchísimos/as trabajadores. ¿Dónde está la dirección? ¿Dónde la voluntad? ¿Seguimos esperando a que sean otros quienes tomen las decisiones o tiramos del carro? ¿dejamos de pensar que el equívoco es un fracaso y lo ponemos en valor como parte del aprendizaje y del desarrollo propio? No debemos a esperar a “otros” para que se tomen decisiones. Quizá un pequeño paso sea suficiente. Démoslo.

5 responses so far

ene 24 2009

coo-…

Primero de todo, feliz año nuevo a todos/as. Mis mejores deseos de salud (sobre todo), paz, éxitos y alegrías para este 2009. La verdad es que el panorama no pinta nada bien, pero con esfuerzo, trabajo, sentido común e imaginación se podrá salir adelante.

Después de mucho tiempo sin escribir (¡¡me disculpen!!), tengo que expresar una idea que llevo rondando mucho tiempo en la cabeza. No soy quién para sentar doctrina ni establecer recetas para salir de esta crisis y emprender una nueva forma de trabajar. Pero sí creo en una fórmula que hay que poner en marcha: la coo-…

Todos de alguna forma somos “expertos” en algo, al menos dominamos ciertas materias pero desde luego no somos supergurús. Las empresas cada vez más se organizan por equipos de trabajo, multidiscipinares, donde el principal motor de un buen resultado no es sólo el conocimiento explícito de cada uno sino sobre todo las actitudes a la hora de llegar a la mejor solución posible entre todos, las más eficaz, la más relevante. Ése puede ser la primera acepción del coo–… cooperar, colaborar, coparticipar. Pero esta claro que a nivel interno.

¿Y a nivel externo? A todos se nos llena la boca cuando comentamos entre personas de otras empresas, “…podemos colaborar…”, “…estamos abiertos a colaborar…”… en fin… y la realidad es que no es así. Demasiados tics antiguos relacionados con celos, protagonismos, “medallas”…

El hecho es que la realidad que se nos viene encima nos va a hacer que tengamos que olvidarnos de estos tics y tengamos que coo-trabajar, coo-participar, coo-perar, coo-ganar. Es más, me parecen tremendamente interesantes para nuestras organizaciones y nuestras personas el concepto de innovación abierta que está en boga y sobre todo involucrar definitivamente al cliente en las decisiones que haya que tomar de cara al futuro en las organizaciones. Me parece que ésa será la verdadera innovación para este tiempo… más allá de lo que podamos hacer en torno al producto, lo que hagamos coo-perando, coo-nversando, coo-diseñando con nuestros agentes externos: clientes, colaboradores, proveedores, universidades…

Ahora sólo queda, ¡¡¡ni más ni menos!!!, que ponernos en marcha.

5 responses so far

oct 29 2008

Se necesitan exploradores

ExploRAR: fue a finales del 2004 cuando en un trabajo realizado para AZK, dos grandes amigos, Igor Calzada y Carlos Fernández, utilizaron este término en una reunión intensa y tremendamente interesante (aún la recuerdo, gracias a ambos…). Y se hizo como contraposición al concepto de exploTAR… La idea básicamente consistía en que en la gestión de una organización deberíamos trabajar en ambos aspectos, con la misma importancia e intensidad. Sólo así se podría garantizar el éxito y la sostenibilidad de un proyecto empresarial.

Y en la situación en la que nos encontramos hoy, he decidido sacar a la luz esta idea porque me parece una de las acciones y estrategias más importantes para el futuro de nuestras empresas y organizaciones. Cuando muchas organizaciones han “reculado” hacia sí mismas, hacia dentro, como las tortugas, hay que ser consciente de que, aun a sabiendas de que el corto plazo es totalmente inestable y casi desconocido, no se debe renunciar a buscar nuevas vías, nuevos caminos…como hacían los exploradores tiempos atrás.

Esto tiene mucho que ver con lo que la innovación supone en nuestro quehacer diario. Si lo tenemos en primera fila o está muchas filas atrás. Aquellas empresas que han “hecho los deberes”, tienen una oportunidad de poder aportar nuevo valor y no esperar a que los bandazos del mercado le lleven a aguas turbulentas, donde es difícil navegar.

Pero además tiene que ver con un aspecto cultural, con liderazgo, visión y por supuesto, pasión. Saber que a veces el camino no es fácil, pero sabemos que estamos ante una oportunidad, ante un estímulo, ante la creencia de que hay solución. Personalmente, la idea me atrae mucho…me gusta ver a lo lejos y tratar de caminar hacia ella, poco a poco… sabiendo que en el camino encontraré alguna nueva solución. Por eso, no sirve de nada quedarse parados, despojarse de las vestimentas. Hay que andar. Y no parar.

3 responses so far

jul 02 2008

Hay que apostar

Published by under Reflexiones

Se acabó la Eurocopa, con España como brillante triunfadora, después de 44 años. Esperemos que no sea un espejismo y siga compitiendo al mismo nivel. Pero no me quiero referir a eso. Me gustaría hacer un pequeño homenaje a una palabra con un tremendo valor, sobre todo en los días en los que vivimos: apostar. Apostar por las ideas y apostar por el producto:

– Apostar por el producto: Cuatro. Triunfadora también. Si bien es cierto que si España no hubiera ganado, no hubiera tenido los mismos resultados. Pero desde luego que la inversión realizada en su momento ha logrado, con seguridad, rentabilizarse. A mi modo de ver, es un ejemplo de cómo se apuesta por un producto y además se rodea el mismo de todo lo que está en sus manos para sacarle el máximo provecho: programas de larga duración, publicidad, mascota, himno, … , todo ello además con una perfecta sincronía con los valores de marca que Cuatro quiere expresar. Desde mi punto de vista, una apuesta que ha logrado un gran resultado. No sabremos si cuantitativamente lo será, pero sí desde el punto de vista cualitativo.

– Apostar por las ideas: El gran triunfador es Luis Aragonés. Después de todo el envite para su despido meses atrás, ha conseguido llevar a su “equipo” a lo más alto. Depositando y otorgando, primero, toda la confianza en los jugadores y por otro lado, siendo fiel al estilo marcado durante estos años de trabajo con la selección. Pero siempre con SU idea. No ha cedido a presiones. Y con el trabajo y la confianza del grupo, ha logrado el objetivo. Que no era “pasar de cuartos”, sino “GANAR”. Me quedo con dos conceptos importantes desde el punto de vista de liderazgo: cómo es un equipo ganador y sus roles dentro del objetivo común, y no perder nunca la identidad. Me parece que es una lección a aprender y a reflexionar sobre ello en nuestros ámbitos.

4 responses so far

jun 26 2008

Pero, ¿quién ejerce la dirección deportiva?

Published by under basket,Reflexiones

No sé si es una moda o no, pero la figura del “director deportivo”, “secretario técnico”, etc… emerge cada día con más fuerza en el mundo del deporte. Es más. Parece que ya está definitivamente implantado. No hay club profesional que no disponga de esta figura en su estructura: consejo de administración-presidente-director deportivo-entrenador-…

Desde mi punto de vista, todo debe empezar con la definición de un proyecto. En este caso deportivo. Pero desde luego que se podría aplicar su funcionamiento al mundo empresarial. ¿Quién define este proyecto? ¿el presidente? ¿el consejo? ¿un conjunto de personas con diferentes puntos de vista?

La realidad es que sea el deporte que sea, fútbol o baloncesto o lo que sea, parece que hay diversos roles pero parece que quien sale perjudicado en la mayoría de los casos es el entrenador. Es el cesado. Y por otro lado, parece que la “guerra” se desata por encontrar un buen “director-secretario-lo que sea” técnico.

No sé si tiene que ver con la visión del proyecto: el largo plazo, para el Consejo y el presidente; el medio, para el Director Deportivo; y el corto, para el entrenador. Pero la pregunta que me hago es ¿cómo se puede conciliar el interés del entrenador en tener una trayectoria estable en un equipo con los resultados a cortísimo plazo? ¿quién se encarga de construir un equipo, el director o el entrenador? ¿cómo diferenciar las parcelas de responsabilidad?

La respuesta podría ser que es una labor de equipo. Ya. Como siempre. Pero no es fácil. ¿Quiénes toman las decisiones de futuro? ¿Y las del presente? ¿A quiénes se le exigen las responsabilidades? ¿al entrenador? Los hechos así lo demuestran… pero ¿y el Director Deportivo? ¿y los presidentes?

One response so far