Feb 09 2009

Hacer historia

Una de las ideas más claras que me está quedando sobre Branding es la necesidad de la diferenciación (evidente) pero sobre todo la personalidad. Están plenamente relacionados pero desde luego que algo-alguien tenga personalidad, tiene una buena parte de la “partida” ganada. Y su construcción y desarrollo no es tarea fácil.

Esta simple idea viene a cuento tras un tiempo reflexionando sobre lo que supone el concepto de “innovation city”, al hilo de mi asistencia a una jornada sobre dicho tema organizada por el Polo de Innovación GARAIA. Mi calificación de la misma: interesantísima. Y sobre todo tras oir escuchar la ponencia de Alfonso Vegara, de la Fundación Metrópoli, en especial su referencia a las “posibilidades” de futuro de Vitoria-Gasteiz, en relación con el precioso concepto de la “Euskal Hiria”. Una de esas frases que se me quedaron grabadas fue la de que “… hay que inventar proyectos de futuro que dialoguen con su identidad, con sus componentes de excelencia…”. Brillante afirmación desde mi punto de vista.

Lo cierto es que se lleva tiempo en una indefinición del proyecto de ciudad de Vitoria-Gasteiz, pero parece que se van despejando algunas dudas: parece que tendremos el nuevo Plan Director 2015. Y con ciertas claves, entre las que se encuentra la regeneración del “casco histórico” (por favor, dejemos de usar de una vez el concepto “casco viejo” por el de “casco histórico”… significa mucho más). Y lo traigo a colación por lo que podría suponer para el propio proyecto de ciudad desde su posicionamiento en el mundo de la “marca-ciudad”, el que el casco histórico se convirtiera en el epicentro de la innovación de Vitoria-Gasteiz.

Si debemos “…aprender del pasado para orientar el futuro…”, tal y como señaló Alfonso Vegara, y el territorio en sí es el único factor de competitividad “fijo” (el resto -personas, bienes, economía- son “dinámicos”), nuestro casco viejo histórico tiene ante sí una tremenda oportunidad de desarrollo. Pero el salto cualitativo del mismo, y en consecuencia de la propia Vitoria-Gasteiz, vendría por que albergase auténticas actividades de innovación y emprendizaje. ¿Por qué? Porque ver otros ejemplos nos están demostrando que la innovación del futuro surge en los lugares de máxima interacción y creatividad, donde conviven personas, organizaciones, actividades… colaborando y cooperando en un mayor y mejor desarrollo de sus proyectos. Y esta interacción donde más se produce es en los núcleos de la ciudades, y en nuestro caso debería ser el propio casco histórico y me atrevería a extenderlo hassta el propio ensanche.

El mero hecho de reflexionar sobre ello y ver las posibilidades que podrían darse (rehabilitación de edificios históricos como “espacios de innovación”, actividad privada emprendedora, espacios de formación, centros de vanguardia cultural, …) hace que me de cierta ilusión y alegría contemplar el futuro de esa posibilidad y las consecuencias que se podrían dar para:

  • el propio proyecto de ciudad
  • la regeneración definitiva del casco histórico
  • la apuesta definitiva por la innovación
  • el propio valor de la marca “Vitoria-Gasteiz”, en relación con los 3 ámbitos anteriores

Sin duda alguna, desde la óptica del branding sería todo un acierto: no hay muchos ejemplos de que la innovación se sitúe en el epicentro de la ciudad y tendríamos una personalidad de marca absolutamente definida y totalmente relacionada con la historia y la identidad de nuestro territorio. Eso sería “hacer historia” de nuevo.

¿Lo veremos? ¿Será posible? Al menos, dejadme soñar un poco. ¡¡¡Cómo me gustaría que fuera así!!!

8 responses so far

8 Responses to “Hacer historia”

  1. deianeon 09 Feb 2009 at 1:26 am

    Sin duda, suena genial.
    Yo, que aun siendo giputxi vivo a tiro de piedra de Vitoria-Gasteiz, lo agradecería.

    Pero… ¿qué me dices de los accesos a la ciudad? Hoy es el día en que me planto en Gamarra en 25′ y necesito otros 25′ (o más) para entrar y aparcar (en parking, claro!). Increíble el nº de semáforos que hay que sortear!

    En cualquier caso, yo sí pienso que Vitoria está adquiriendo personalidad.

  2. manumanahon 09 Feb 2009 at 2:37 am

    más que interesante post (alivia el ver como hay gente que aprovecha los eventos sobre innovación para reflexionar sobre ellos… algunos no pasamos de la evaluación del catering 😉
    sugerente, atractivo, e incluso, me atravería a definir como sexy tu planteamiento sobre la capital patatera.

    estos días le escuché a un gran amigo, y joven emprendedor (www.banana.fi), una reflexión:
    “innovation doesn´t come when someone says ¡eureka!. Innovation comes when someone says ¡ey, this is funny!”

    si logramos hacer que ademas de sugerente, atractivo y sexy sea divertido…. un primer paso más que importante habrá sido dado.

  3. Juanjo Brizuelaon 09 Feb 2009 at 11:43 pm

    @deiane: La “pena” es ésa, que suena genial… otra cosa será si alguna de estas ideas se pondrán en marcha o no. Pero eso no está en mis manos…(salvo sorpresas…).
    Lo de los accesos es un mal endémico de la ciudades, e incluso de algunos pueblos un poco grandes. De ahí que el compromiso por la sostenibilidad de las ciudades en la movilidad debería iniciarse por facilitar el acceso al “centro” de forma cómoda. Trabajo duro, por otra parte: coordinación de transporte’s público’s, parkings, etc.

    @manumanah: la comida te permite a veces reflexionar disfrutando del placer de degustarla…
    No sé si es sexy, pero desde luego dotaría a la ciudad de un tremendo atractivo, que ahora mismo no tiene… salvo en el ámbito de algunas ideas y propósitos pero que aún no cristalizan en proyectos.

    Por cierto, es un placer encontraros por aquí…

  4. pedro morenoon 10 Feb 2009 at 4:36 pm

    Muy interesante el enfoque 2015 sin duda. Respecto a la denominación, creo que estamos desaprovechando conceptos simples como el de la Almendra. Barrio Alto de Lisboa es un claro ejemplo de simplificación y de marca que localiza. La almendra, la concha, 7 calles, algo que podamos distinguir en el GPS o Gmaps. Los desacuerdos a la hora de plantear las cosas (alde zaharra, casco medieval, casco viejo, casco antiguo) son muy vitorianos, pero por un momento tenemos que salirnos del ecosistema para tomar aire fresco y mirarlo como algo simple. Algo que sea relacionable.

    No sería mal asunto llamar a la colina directamente Gasteiz y a lo de alreredor Vitoria, siendo el conjunto como lo conocemos Vitoria-Gasteiz. Sería una buena forma de aclarar a locales y foráneos que Gasteiz no es la traducción de Vitoria como mucha gente piensa 😉 Aunque seguro que ésta propuesta generaría controversias por asuntos indentitarios.

    Juanjo, podríamos plantear un think-tank o dinámicas de trabajo al respecto contando con Sociedad Landázuri, Historiadores, expertos de marca/producto, Agencia de Renovación Urbana, etc… Las experiencias previas sólo con técnicos institucionales no han sido buenas, ni nadie de los invitados de otras zonas ha hecho mucho más que alabar el entorno pero no saber por donde cojer el problema.

    Yo dejo caer la idea, si te parece interesante con esto de internet sólo tienes que pegar un silbido.

  5. Juanjo Brizuelaon 17 Feb 2009 at 1:03 am

    “Largo me lo fias, querido Sancho…”… el problema de la denominación, del naming, es tremendamente importante. No sé si con la creatividad de recuperar lo simple, como la “Almendra”, pero desde luego tengo claro que no con el de “casco viejo”. Y menos si se quieren promocionar iniciativas de vanguardia.

    Recojo el guante del “think-tank”, me encanta y me atrae la idea de conversar y de comunidad… así que pego el silbido…necesitamos “inquietos revolucionarios de la nueva Vitoria-Gasteiz”. Cuento contigo. A buscar adeptos.

    P.D.: se agradecen y mucho tus comentarios…

  6. Petraon 16 Feb 2010 at 6:52 am

    Lo del branding en el casco histórico (que no histérico, como decíamos algunos) creo que va bien, están casí todos los que estuvieron, bueno faltan algunos judios, pero es que ahora tienen mucho trabajo, ya recordarán cuando les haga falta. Recobrar el término almendra, estaría bien, ya que lo acuñamos un día…. es singular, fino fruto para hacer guirlache de invierno, tan largo (el invierno, digo). Pero es verdad, una ciudad de futuro necesita reflexionar en inglés.

    En cuanto a la complicación de los accesos a Vitoria-Gasteiz (nombre otorgado en Pleno Municipal) es una forma de entender “hacer ciudad” muy cosmopolita, problemas de este tipo los tiene Madrid, Barcelona, y Vitoria también, ya estamos en el mapa, que se dice. Seguiremos creciendo de forma anodina, esto es, de forma
    insignificante, insípida, banal, insustancial, pueril, ahora con calles anchas, muy anchas, luego con calles estrechas, según el criterio del último arquitecto vanguardista, espacio hay de sobra.

  7. Juanjo Brizuelaon 17 Feb 2010 at 11:16 am

    No sé si se tiene que pensar en inglés, el idioma no es lo importante y sí la sensibilización y las ganas de hacer las cosas de otra manera y en especial tener proyecto y visión. Es lo que faltaba y creo que a veces tengo la sensación de que sigue faltando “proyecto de ciudad”, y como bien dices, no un “proyecto exclusivamente urbanista no arquitectónico”…

    Una ciudad no se construye desde la arquitectura… sino de los que constituimos la ciudad… ¿o qué era acaso la “polis”? 🙂

  8. […] el mundo, hay que saber ocupar tu espacio y diferenciarte para presentarte ante el resto como una alternativa (no lo olvidemos, como marcas no-líderes siempre hemos de ser la alternativa que […]

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply